Trump acepta el fin de su caótico gobierno

Mediante un video, Trump aseguró que acepta su derrota electoral y llamó a la reconciliación de Estados Unidos tras la toma del Capitolio

Trump acepta derrota
Foto: Especial
-Publicidad-

La tarde de este jueves, el todavía presidente de Estados Unidos Donald Trump reconoció el fin de su gobierno y señaló que el próximo 20 de enero una nueva administración tomará posesión.

“Los resultados han sido certificados. Una nueva administración será inaugurada el 20 de enero”, dijo en un video que compartió en su cuenta de Twitter, después de que le levantaron la suspensión.

-Publicidad-

Te puede interesar | Biden culpa a Trump por provocar un “asalto total” contra instituciones democráticas

Cabe señalar que durante su discurso, el magnate ya no hizo acusaciones infundadas de fraude electoral y solo se limitó a expresar que estaba intentando defender la democracia norteamericana.

“Mi campaña persiguió cada vía legal para rechazar los resultados electorales. Mi único objetivo era asegurar la integridad del voto. Al hacerlo, estaba luchando para defender la democracia de Estados Unidos.

“Sigo pensando que debemos reformar nuestras leyes electorales, para verificar la identidad y la ilegibilidad de todos los votantes y para asegurar la fe y la confianza en todas las elecciones futuras“, agregó.

También rechazó la violencia suscitada en el Capitolio y afirmó que las personas que tomaron el edificio deberán pagar.

“Los manifestantes que se infiltraron en el Capitolio han violado el asiento de la democracia estadounidense.

“A aquellos que realizaron actos de violencia y destrucción: ustedes no representan a nuestro país (…) Y para aquellos que rompieron la ley, pagarán”, agregó.

Previo a finalizar su mensaje, Trump le comentó a sus seguidores que protagonizaron disturbios en Washington D.C., que deberían estár “decepcionados”. Sin embargo, dejó la moneda en el aire sobre su futura carrera política, ya que señaló que “nuestro viaje apenas comienza”.

Después de todo el caos, Donald Trump no tuvo otra opción más que reconocer que su mandato se acabó, pero dejó una nación muy polarizada, algo con lo que Joe Biden batallará desde su primer día en la Casa Blanca.

Con información de Reforma

JZ