‘Sorteo’ de avión presidencial no generará ganancias, revelan

En el análisis de rentabilidad llevado acabo por la Lotería Nacional (Lotenal) desestimó que el sorteo del avión presidencial genere utilidades

Especial
-Publicidad-

En plena pandemia del COVID-19, cuando México sufre una gran crisis económica y de pérdidas humanas, el presidente Andrés Manuel López Obrador decidió retomar el show sobre el avión presidencial.

Con un mega choro como es su costumbre y no tener dónde meter la cabeza ante la pregunta del porqué regresó el “TP01 José María Morelos y Pavón” a México, después de 19 meses y gastar aproximadamente 47 millones de pesos por tenerlo guardado en EU, López dijo traerlo de vuelta porque allá no tenía techo, además de que servirá como “promoción” para la próxima rifa a su honor.

-Publicidad-

Te puede interesar | ¿Por qué regresó el avión presidencial a México? Esto dijo AMLO

Palabras más, palabras menos, tanto es el show que hasta durante su conferencia matutina de hoy, AMLO decidió proyectar frente a la prensa la llegada de la aeronave al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

Según Obrador continúa el proceso de venta de la aeronave, pero también confirmó que hay dos ofertas, una de las cuales incluyó pago en especie con equipo médico. 

No obstante, en el análisis de rentabilidad llevado acabo por la Lotería Nacional (Lotenal) desestimó que el sorteo del avión presidencial genere utilidades, mucho menos una cantidad para financiar la compra de ese tipo de equipo, para ello se tendría que vender más del 70 por ciento del valor de la emisión, pero las estadísticas indican que en promedio solo se vende el 35 por ciento.

Y es que recordemos que el sorteo se realizará el próximo 15 de septiembre de este año y hasta el pasado 13 de julio se habían vendido solo un millón 355 mil billetes, según datos de Forbes México, lo cual es equivalente al 22.5 por ciento del total de la emisión, cuya venta se vio afectada debido a la pandemia del coronavirus.

Asimismo, la rifa incluye cien premios, cada uno de 20 millones de pesos, que sumados dan 2,000 millones de pesos, es decir, el 66.66 por ciento del valor total de la emisión. Sin embargo, el valor total de la emisión del sorteo especial será de 3,000 millones de pesos que se cubrirán con la venta de seis millones de billetes por 500 pesos cada uno.

No obstante, a los gastos anteriores hay que sumar los gastos de administracióndistribución, operación y la comisión que se entrega a los organismos de venta y vendedores ambulantes por la comercialización de los billetes, que podrían resultar en el 30 por ciento del valor de la emisión.

Además, según las reglas y datos de un extrabajador de Lotenal, a los comisionistas se les otorga por la venta de los billetes una comisión del 10 por ciento sobre el valor nominal de estos.

Y por si fuera poco, se señala que la rifa cuenta con su propio documento de “reglas específicas” presentado el pasado mes de marzo, las cuales reemplazan a las Bases Generales de Sorteos de la Lotería Nacional para la Asistencia Pública.

Dichas bases generales de la Lonetal sugieren que para cada sorteo se genere un análisis de rentabilidad, pero en el caso del avión presidencial no se siguieron estos procedimientos.

 

Con información de Forbes México