Sobrecarga en rehabilitación originó desplome en la L12 del Metro

sobrecarga rehabilitación L12 Metro
Archivo

La empresa constructora Colinas de Buen S.A de C.V. aseguró que el tramo de la Línea 12 (L12) del Metro, que colapsó y dejó un saldo de 36 personas muertas; fue sometido a una sobrecarga durante su rehabilitación en 2015. Mientras que el sismo del 19 de septiembre (19S) de 2017, provocó daños a su sistema estructural.

Sheinbaum descarta paro en Metro CDMX ante amago sindical

Sobrecarga en rehabilitación originó desplome en la L12 del Metro

“Este sistema merced a que fue sometido a una sobrecarga (2015) presentó una deformación que rebasó los límites elásticos del material del que fueron fabricados. Debido a esta situación las tres trabes se reforzaron con placas del mismo material; de tal forma que las trabes deformadas únicamente sirvieron de cimbra.”, concluyó el dictamen de Colinas de Buen.

Asimismo, la constructora destacó que después del sismo del 19S de 2017, se presentaron una serie de daños a este sistema estructural, tales como:

  1. Fuerte deformación y grietas de los neoprenos del apoyo móvil en el cabezal de la columna 41.
  2. Fragmentación y eliminación del concreto en las zonas de los topes sísmicos y corrimiento de los mismos; con la consiguiente pérdida de la holgura.
  3. Deformación adicional de tres centímetros en las trabes ya reforzadas.

Tras el dictamen, Colinas de Buen propuso “cambiar los neoprenos de las tres trabes por otros nuevos con las mismas características originales; y ampliar en 20 centímetros los extremos de las trabes del apoyo 41 para tener un mayor apoyo del 100 por ciento de las mismas en los neoprenos”.

Grupo IPISA y el CICM avalaron la construcción de la L12

Cabe recordar que el Grupo de Integración de Procesos de Ingeniería S.A. de C.V. (IPISA), aseguró que el proyecto estructural y geotécnico de la L12, cumplió con los requisitos; así como con la normatividad aplicable y enlistada en el contrato del consorcio, tras la revisión y verificación de las memorias de cálculo y de planos.

Sin embargo, dos años después, en mayo de 2014, el Colegio de Ingenieros Civiles de México (CICM) descartó que el origen de la problemática de la L12 del Metro haya tenido relación con el proyecto de ingeniería civil.

En el informe que le entregó a la comisión investigadora de la “línea dorada” de la entonces Asamblea Legislativa del Distrito Federal, el CICM concluyó que la obra cumplió con:

  • Reglamento de construcciones para el Distrito Federal
  • Normas técnicas complementarias
  • Normas particulares internacionales para puentes
  • Normas para cargas vehiculares de la SCT Manual de diseño de obras civiles de la CFE

DC