“Ser adversario del gobierno es legítimo”: José Woldenberg

Woldenberg señaló que la 4T no entiende una verdad elemental: en un país como México no puede caber el manto de una sola ideología, concepción, interés, discurso o voz

Foto: Excélsior
-Publicidad-

No es ningún secreto el odio y desprecio que tiene el presidente Andrés Manuel López Obrador en contra de aquellos periodistas críticos a su gobierno,  para ello todas las mañanas lanza descalificaciones y arremete en contra de todo aquel que piense diferente a él y no se alinee a su movimiento corrupto llamado Cuarta Transformación.

Sin embargo, en todo gobierno siempre hay una oposición y contrapesos los cuales denuncian las irregularidades, las corruptelas y el mal trabajo que hace la administración federal en función.

-Publicidad-

En ese sentido, el académico mexicano José Woldenberg señaló que en los regímenes democráticos, como el mexicano, hay pluralidad de pensamiento y que ser adversario del gobierno es legítimo.

Durante una entrevista otorgada a El Universal, el también exconsejero presidente del desaparecido Instituto Federal Electoral (IFE) señaló que la administración de el mandatario tabasqueño no entiende una verdad elemental: que en un país con las dimensiones como las que posee México, masivo y contradictorio, no cabe y ni puede caber el manto de una sola ideología, concepción, interés, discurso o voz.

Hay una pulsión gubernamental que quisiera que en el espacio público existiera una sola opinión. No son capaces de valorar lo que significa la diversidad política e ideológica que palpita en el país”, explicó.

Te puede interesar | UIF va contra quienes protestan en la presa La Boquilla, en Chihuahua

Al ser cuestionado sobre la libertad de expresión y la prensa mexicana, Woldenberg Karakowsky indicó que durante la década del setenta los medios de comunicación estaban alineados al poder, pero que con el paso del tiempo se ha logrado un avance hacia una mayor pluralidad e independencia.

Por ello, enfatizó que cuando López Obrador descalifica a los medios de comunicación sólo genera es un espacio público muy ominoso.

No se necesita ser estudioso para saber que en México lo que palpitan son diferentes ideologías, puntos de vista o intereses… hasta en la familia. La democracia intenta darles cauce mientras que los otros regímenes buscan uniformar esa diversidad y eso no deja de ser una utopía muy conservadora. No hay posibilidad de que esta diversidad que existe en el país pueda alinearse a un solo ideario”, expresó.

A Andrés Manuel ya se olvidó que cuando él era oposición utilizaba los reportajes e investigaciones periodísticas para denunciar la corrupción de los otros gobiernos.

Ahora que él está en el poder le irrita que los periodistas muestran que no es tan austero, ni transparente, ni honesto como tanto presumía.

Con información de El Universal

MSA