¡RUINA ELECTORAL DE MORENA; 10 EJEMPLOS!

Ricardo_Aleman-Itinerario-Político

El 6 de junio ya apunta como la ruina del partido oficial, Morena.

Y frente a lo que parece un camino sin retorno, la desesperación y el pánico del partido en el poder y del presidente mismo llegan a extremos delirantes; incluso de esquizofrenia.

Y es que en Morena y en Palacio ya no importan leyes, reglamentos y menos postulados constitucionales; lo importante para López Obrador, para su gobierno y su partido es frenar la ruina, la debacle, la hecatombe que desde Palacio ven venir en los próximos 35 días.

Incluso, “los hombres” del presidente dicen que la guadaña ya amenaza la cabeza del jefe del partido, Mario Delgado, a quien el propio Obrador le habría exigido resultados claros.

Peor, dicen los cercanos a Palacio que apenas en días pasados un encuentro entre López y Delgado fue de tal rispidez que terminó con un fulminante: “no más pendejadas”, lanzado por el tirano a su lacayo.

Por eso mismo, la intriga palaciega ya se frota las manos por lo que consideran “una debacle” del preferido de Palacio, Marcelo Ebrard.

¿Y qué tiene que ver Marcelo Ebrard en todo esto?

Poca cosa, que Mario Delgado es el alfil de Marcelo y, a su vez, el canciller Ebrard era hasta antes del arranque del proceso electoral el más aventajado sucesor de Palacio.

Es decir, de confirmarse la debacle electoral de Morena en las urnas, también asistiremos a la mayor derrota del sucesor de AMLO; debacle del Canciller Marcelo Ebrard.

Por lo pronto, se acumulan las pruebas de que Morena vive los estertores de una tragedia anunciada, que tendrá lugar el 6 de junio en las casillas de votación.

Claro, salvo un fraude de magnitudes colosales que nadie debe descartar. Y es que cual “animal político” herido, López Obrador es capaz de todo por mantener su dictadura.

¿Y cuáles son esas pruebas de la ruina electoral de Morena?

1.- De manera clara, con un cinismo sin freno, día a día el presidente Obrador se mete más profundamente al proceso electoral en curso y llegó al extremo de amenazar con desaparecer al INE. Incluso, dijo que podría ser una oficina del Poder Judicial.

Claro, a pesar de AMLO sabe bien que el INE es una institución ciudadana, independiente del poder y que esa independencia hizo posibles las elecciones confiables que le permitieron a López llegar al poder. 

2.- Como ya se dijo, el partido Morena vive una fractura entre su gerente y su dueño. El dueño, López, no tolerará un escándalo más y están contados los días del gerente del partido, Mario Delgado.

3.- Apenas el jueves, en comisiones de Diputados, lacayos de Morena aprobaron una reforma a la Ley General de Partidos Políticos, para suavizar los requisitos que permiten a los nuevos partidos mantener su registro.

Actualmente el artículo 94 de la citada ley establece que los nuevos partidos podrán mantener su registro si consiguen por lo menos el 3 % de la votación, en la elección federal siguientes a la entrega del registro.            

Es decir, perderán el registro si no consiguen el 3% de la elección a diputados federales, a pesar de que pudieran conseguir más del 3% en otra elección, como la de gobernador, alcaldes o Congreso local.

Frente a la debacle que Morena ve venir, ninguno de los partidos paleros mantendría el registro. Por eso, AMLO ordenó llevar al pleno tal reforma, a pesar de que es inconstitucional, ya que todo cambio a las reglas electorales se debe llevar a cabo 90 días antes de la contienda electoral.

4.- Luego que el INE y el Tribunal Electoral desecharon las candidaturas de Morena a los gobiernos de Guerrero y Michoacán –a causa de candidatos tramposos–, la solución ordenada desde Palacio fue reeditar esa tara política motejada como “candidatos Juanito”.

Es decir, las candidaturas de Félix Salgado y Raúl Morón serán entregadas a algún pariente del candidato desechado para que, en los hechos, quienes gobiernen sean Salgado Y Morón. 

Sin embargo, los estatutos que Morena registró ante el INE –y que está obligado a cumplir–, establece en su artículo 43 que está prohibido que los dirigentes promuevan a sus parientes a cargos de elección popular.

5.- Además, en pleno proceso electoral, los lacayos presidenciales en San Lázaro aprobaron el desafuero del gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, por lo que el circo será utilizado con fines clientelares por el principal candidato de Morena, López Obrador.

También en este caso Morena hizo trampa y de manera inconstitucional modificó la composición de la Sección Instructora, que llevará a cabo un supuesto juicio político que, en realidad, no es más que una venganza de AMLO contra Cabeza de Vaca.

6.- Pero la mañana del mismo jueves, López Obrador abrió un nuevo frente de guerra, ahora contra el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, a quien acusó de presuntas amenazas contra una diputada federal, a la que habría presionado para cambiar su voto en San Lázaro.

Lo cierto es que el presidente culpa a Silvano de la caída de la candidatura de Morón al gobernador. Sí, asistimos al cobro de facturas.

7.- Y en medio de la esquizofrenia que atrapa a López a sus lacayos, el defenestrado Félix Salgado no sólo amenazó con imponer a su hija como candidata al gobierno de Guerrero, sino que dijo que la del 6 de junio sería la última elección del INE. De ese tamaño las amenazas del locuaz Salgado.

8.- Y la desesperación también llegó al primer círculo presidencial en donde en medio del escándalo, Julio Scherer Ibarra –Julito, como lo motejan en Palacio–, dejó escapar sus delirios dictatoriales cuando en entrevista con la también “lopista” Carmen Aristegui, propuso “cerrar” la boca a los reporteros de Palacio.

9.- A su vez, el “vocero de Palacio” sintetiza la muerte de los organismos autónomos, como el INE, entre otros, a los que su jefe condenó.

En sus redes, Jesús Ramírez escribió lo siguiente: “Como parte de la reforma administrativa del @GobiernoMx, las funciones de los órganos autónomos regresarán a las secretarías de Estado. Con ello se ahorrarán miles de millones de pesos en instancias que no defienden a los ciudadanos, sino a grupos de interés, planteó @lopezObrador”.

10.- Y apenas la tarde de ayer, durante la instalación de la Comisión Permanente del Congreso –la Permanente es una comisión integrada por senadores y diputados durante el receso de ambas cámaras–, la senadora del PAN, Xóchitl Gálvez saltó del PAN al PRD, con los que el partido amarillo sumó cinco escaños y, con ello, consiguió un lugar para el PRD en la Permanente.

De esa manera, Morena no alcanza la mayoría en el Congreso.

Otro revés de Morena y otra victoria opositora.

Pero que nadie se confíe; el fantasma del fraude ronda Palacio.

Al tiempo.