Regidores de la 4T y alcalde sonorense ofrecen dinero público para mantener a Evo

Los morenistas sonorenses aprobaron ayudar a Evo, pero a cambio de que éste los ayude con el presidente tabasqueño

Especial
-Publicidad-

La fiebre por el expresidente Evo Morales continúa, ahora varios regidores de Morena, PT y PES y hasta el alcalde de Cajeme, Sonora, Sergio Pablo Mariscal Alvarado dieron a conocer que estarían dispuestos a entregar b del erario público para apoyar la estadía del mandatario sudamericano.

Dicha noticia generó una discusión entre varios ediles, no obstante, la coalición Juntos Haremos Historia consiguió el aval con 12 votos a favor y 8 en contra y podría destinar a Morales una cantidad superior a los 200 mil pesos.

-Publicidad-

“En Bolivia, al imperialismo yanqui no le gusto lo que Evo estaba haciendo, pero sí le gustó el litio de Bolivia, por eso metió su mano junto a los ricos que perdieron la elección, a la prensa e iglesia que le sirven, compró militares y policías y armó una guerra con la que tumbó a Evo, para volver a concentrar la riqueza y adueñarse del litio. Por ello, el H. Ayuntamiento de Cajeme, Sonora, alza su enérgica voz en defensa del heroico pueblo de Bolivia y sus riquezas naturales y humanas”, compartió la regidora Rocío Lauterio al momento de presentar la propuesta.

Entre los opositores destaca el priista Emeterio Ochoa Bazúa, el edil Rodrigo Bours y la regidora por el Movimiento Ciudadano, Graciela Armenta Ávalos, ésta última aseguró que ésta no es una situación prioritaria para el gobierno de Cajeme pues existen cientos de familias que requieren atención de manera urgente y nadie voltea a verlos.

Te puede interesar | Evo pide ayuda a mexicanos para su manutención en el país

Ante las duras críticas, Mariscal Alvarado no dudó en contestarle a los críticos pues asegura que estas acciones sí van enfocadas en ayudar al pueblo pues pretende ganarse la confianza de Evo para que éste interceda por Cajeme con el presidente Andrés Manuel López Obrador para obtener mayores recursos públicos, pese a que precisamente eso es parte de su trabajo.