“Protestas de periodistas son desdeñadas por carecer de instrumentos de presión”

Carlos Ramírez subrayó que si no se logran acciones concretas para ejercer presión “seguirán las inútiles marchas y los desatendidos gritos de ya basta”

“Protestas de periodistas son desdeñadas por carecer de instrumentos de presión”
Foto: La Crónica / Alberto García

Cientos de comunicadores protestaron anoche en las oficinas de la Secretaría de Gobernación (Segob) por el asesinato de los periodistas Lourdes Maldonado y Margarito Martínez que laboraban en Tijuana, Baja California.

A su vez, se registraron protestas y movilizaciones en distintas partes del país para repudiar y exigir justicia por el asesinato de aquellos comunicadores que han sido asesinados durante enero de este año.

Sin embargo, los reclamos y exigencias de los periodistas han sido desdeñados debido a la falta de mecanismos que sirvan para presionar a las autoridades y poner fin a esta problemática.

Asi lo planteó Carlos Ramírez quien aseguró que los gritos de “ya basta” y “ni uno más” no resuelven nada y se convierten en parte de las coartadas de los grupos de interés que promueven las agresiones contra los profesionales de la información

En su texto “Cuando el ya basta no basta; la prensa ya no es parte del sistema”, el columnista de Relevante.mx señaló algunos de los ataques más significativos del Gobierno a la prensa mexicana.

-Publicidad-

Te puede interesar | INE está por apelar negativa para acceder al expediente de Pio López Obrador

La utilización de un conflicto en la cooperativa de Excélsior para propiciar la decisión del director Julio Scherer García de abandonar la dirección del periódico, la definición en 1981 y 1982 de la doctrina López Portillo de utilizar el presupuesto de publicidad del gobierno como mecanismo de premio-castigo contra la prensa crítica y el asesinato en mayo de 1984 del columnista Manuel Buendía por sus textos que denunciaban por primera vez la complicidad de estructuras de seguridad, políticas y de gobierno con las primeras bandas organizadas del narcotráfico”, se lee en la columna.

Por otro lado, enlistó cinco instrumentos que podría usar los periodistas para ejercer presión y se puedan defender ante los constantes ataques que reciben, entre ellos destaca la construcción de un organismo que de seguimiento a los procesos legales en contra de la prensa.

La construcción de una organización similar al Comité de Defensa de Periodistas que existe en Estados Unidos y que funciona como oficina de asesoramiento a periodistas. Inclusive tener convenios operativos con este comité y de manera sobresaliente con la organización Reporteros sin Fronteras que se dedica a emitir informes de denuncias sobre represiones a comunicadores”, resaltó.

Por último, subrayó que si no se logran acciones concretas para ejercer presión “seguirán las inútiles marchas y los desatendidos gritos de ya basta”.

La lista de periodistas agredidos representa una pesada carga moral sobre los propios periodistas que hasta ahora no han sabido defender su oficio”, concluyó.

Con información de relevante.mx

MSA