Pese a daño ambiental, AMLO asegura que el Tren Maya llega en buen momento

López aprovecha la pandemia, momento en el cual es materialmente imposible realizar solicitudes de información con respecto al avance del proyecto

Especial
-Publicidad-

Este martes, el presidente Andrés Manuel López Obrador dio el banderazo de inicio de los trabajos del Tren Maya, en su tramo 3 que va de Calkiní a Izamal.

En plena pandemia por el COVID-19, Andrés Manuel decide mantener activo el proyecto, el cual no cuenta con la aprobación de varios sectores sociales, entre ellos, las comunidades afectadas; además, al menos una decena de organizaciones civiles se exponen frente a la emergencia sanitaria que se ha generado a nivel mundial.

-Publicidad-

Razón por la que el gobierno federal ha sido criticado, pues la construcción y el desalojo de personas que requiere la obra, no es esencial que se lleven a cabo en el contexto de la actual pandemia, pues pone en riesgo la salud y vida de los trabajadores, así como la población mayoritariamente indígena, afectada por el mismo.

Te puede interesar | López da banderazo a tramo Izamal-Cancún del Tren Maya

Ante esta circunstancia, se puede interpretar que hay un aprovechamiento de la situación parte del gobierno hacia quienes han manifestado su rechazo u oposición al proyecto, pues ante la falta de normalidad en el funcionamiento de los tribunales, no tienen garantizada la posibilidad real de ejercer su acceso a la justicia para impugnar cualquier acto y omisión del proyecto.

Para colmo, López se burla y asegura que el Tren Maya llega en “buen momento”, pues dijo que la obra será fundamental para detonar empleos y la economía del sureste.

“Es un obra que llega en buen momento, que se va a iniciar en este tiempo que debido a la pandemia de coronavirus se requiere reactivar la economía y la mejor manera de reactivar al economía y hacerlo pronto está en la industria de la construcción, en impulsar la industria de la construcción que tiene un efecto multiplicador”, dijo.

¿Así o más cinismo?