Pese a convivir con un caso positivo, AMLO no se someterá a prueba de COVID-19

Así la necedad, la incoherencia y el cinismo del presidente de la República

Especial
-Publicidad-

A pesar de que el presidente Andrés Manuel López Obrador tuvo contacto con el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, quien dio positivo a COVID-19, no se considera como un caso sospechoso, indicó Gustavo Reyes Terán, titular de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad.

Por tal razón, López negó que por lo pronto se vaya a someter a la prueba de coronavirus, pues aunque habrá quienes demanden que se la haga, luego de haberse negado a que le tomaran la temperatura en el avión que lo llevó el fin de semana de Tijuana a Culiacán, dijo que no dejará manipularse ni dará el gusto a los “conservadores”.

-Publicidad-

“No podía ponerme en cuarentena, irme al retiro porque se requiere de que haya conducción en el país”, indicó.

Los conservadores quisieran que desapareciera, quisieran que fracasara la 4T que estamos encabezando pero no les vamos a dar el gusto”, comentó el mandatario.

Te puede interesar | VIDEO: “Ya recibí tu carta”, así saludó AMLO a la mamá del “Chapo” en Badiraguato

Recalcó que “si uno no tiene esos síntomas pues no hay necesidad de tomarse la prueba”. En tal caso, dijo, sólo se debe procurar “la sana distancia, cuidarse, cuidarnos entre todos”.

Sin embargo, López ni con berrinches, respeto las indicaciones, pues este fin de semana, le ganó más la avaricia que la salud, pues no pudo evitar saludar de mano y a corta distancia a la madre de Joaquín “El Chapo” Guzmán, durante su gira por Badiraguato, tierra natal del exlíder del Cártel de Sinaloa.

Así la necedad, la incoherencia y el cinismo del presidente de la República. Que luego no se pregunte o niegue que la gente ya no lo apoya o baja su popularidad. Le está dando la espalda al pueblo y eso no se perdona.