Nuestro desafío es evitar que democracia sea una víctima más de COVID-19: INE

Córdova enfatizó que de todo el mundo enfrentan problemas como el descontento social por su falta de resultados en la solución de los grandes problemas que aquejan a las sociedades

Foto: López Dóriga Digital
-Publicidad-

Lorenzo Córdova, consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), aseguró que, además de los retos que enfrenta la democracia a nivel mundial, las autoridades electorales están en la búsqueda de mecanismos que garanticen las prácticas democráticas de participación política de la ciudadanía, esto en el contexto de la pandemia del coronavirus.

Por ello, señaló que el gran desafío el cual afrontan es evitar que la democracia se convierta en una víctima más de esta crisis sanitaria. Asimismo, indicó que “en la pandemia no solo deben sobrevivir los ciudadanos sino el sistema democrático que tanto ha costado construir”.

-Publicidad-

Al impartir la videoconferencia “Democracia y Pandemia”,  el cual organizó el Colegio Nacional, Córdova Vianello enfatizó que de todo el mundo enfrentan problemas como el descontento social por su falta de resultados en la solución de los grandes problemas que aquejan a las sociedades: pobreza, desigualdad, inseguridad y crisis económica, entre otros.

A estos problemas, se les une un contexto de desinformación y noticias falsas cuya penetración se potencializa a través de las redes sociales y un ambiente de polarización política que divide a la sociedad.

Te puede interesar | Malas decisiones de AMLO borraron 10 años de avances: PAN

Por otro lado, comentó que cada vez es más frecuente ver cómo los partidos políticos, además de sufrir una baja en su credibilidad, han ido perdiendo sistemáticamente militantes y la representación política en los parlamentos ha tenido déficits de credibilidad. 

Por último, concluyó que esta crisis sanitaria, en vez de dividir, debería ser motivo de unión para superar la crisis sanitaria, porque “mal harían en entender a la epidemia no como un pretexto para propiciar la unidad nacional, sino como un momento de desunión y de exacerbación de esta polarización que no es un fenómeno nuevo”.

Por nuestra parte, la sociedad debe proteger a este órgano independiente, el cual es el último bastión de la democracia mexicana, ante el gobierno autoritario de López Obrador el cual busca destruirlo para que no haya nada, ni nadie que le impida instalar su dictadura.

Con información de MVS Noticias y El Sol de México