Narco secuestra a jóvenes y los obliga a trabajar; víctima relata el infierno que vivió

El joven fue privado de su libertad por varios hombres armados en marzo de 2019 en las calles de Iguala y traslado a la Sierra en Tlacotepec

-Publicidad-

Un joven que fue secuestrado por un grupo de narcotraficantes y lo tuvieron recluido seis meses en la Sierra en un sembradío de amapola, dio su testimonio al diario Reforma sobre las largas jornadas de trabajo forzado en el campo.

El joven, quien quiso omitir su nombre por amenazas y quien cursaba su último semestre en una facultad de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), fue privado de su libertad por varios hombres armados en marzo de 2019 en las calles de Iguala y traslado a la Sierra en Tlacotepec.

-Publicidad-

El joven de 23 años de edad, relató cómo fue sometido constantemente a torturas, se alimentó con sobras de comida, hierbas y hojas de árboles, por lo que bajó 20 kilos durante su reclutamiento.

“Salíamos varios de una casa casi en la madrugada; caminábamos por el cerro durante dos horas y luego llegábamos al lugar donde nos obligaban a sembrar (amapola) vigilados por la gente armada”, relató.

“Llegábamos a esa casa, a veces nos daban de comer puras sobras y caíamos rendidos para dormir… Para que no me golpearan o torturaran yo le echaba muchas ganas a la siembra”, agregó.

Comentó que el grupo que lo tenían secuestrado estaba conformado por varios jóvenes entre 15 a 20 años, que siempre estaban armados y con el rostro cubierto.

El joven, según lo relatado por Reforma, fue rescatado por su padre, quien aseguró que el plagio le dejó secuelas ya que no recordaba nada de lo que había pasado en ese momento.

 

Con información de Reforma