LOS GOLPISTAS DEL 2006: ¿EN DÓNDE ESTÁN?

@pepecontreras_m
-Publicidad-

“Si el pelele quiere venir, será necesario un sitio a la Cámara o un golpe de Estado al Congreso”, advertía el diputado federal del PRD, Emilio Ulloa Pérez, luego de una primera trifulca registrada en San Lázaro entre perredistas y panistas por el control de la tribuna de la Cámara de Diputados.

Era el 29 de noviembre del 2006, tres días antes de la toma de posesión de Felipe Calderón como presidente de la República, algo que los perredistas, liderados políticamente por Andrés Manuel López Obrador, querían impedir a toda costa.

-Publicidad-

Ese día por la mañana, la bancada del PRD, encabezada por Javier  González Garza, sostuvo una reunión para definir la agenda de la sesión pero, según la crónica publicada por La Jornada un día después, también para designar a un grupo de diez diputados que se encargarían de delinear la estrategia para impedir la toma de posesión de Calderón el 1 de diciembre.

Ante la amenaza, un grupo de diputados del PAN tomó la tribuna para impedir que los perredistas lo hicieran primero y se generó una gran batalla campal que dejó algunos legisladores de ambos bandos lesionados.

Los tres siguientes días, panistas y perredistas permanecieron dentro del salón de plenos de San Lázaro sin abandonar sus posiciones. Ahí durmieron los tres días, unos para tratar de garantizar la toma de posesión de Calderón, otros para tratar de impedir que se realizara la sesión de Congreso General del 1 de diciembre.

Al final, el 1 de diciembre, Felipe Calderón logró ingresar al recinto y al salón de plenos y rindió la protesta de ley en medio de una nueva trifulca, que incluyó enfrentamientos a golpes, mentadas de madre y que provocó daños al mobiliario, pues muchas curules fueron usadas como barricadas y como artillería.

¿Qué fue de los principales involucrados en este intento de golpe de Estado que afortunadamente fracasó? Prácticamente todos brincaron del PRD a Morena en la víspera de las elecciones del 2018. Y casi todos agarraron un buen hueso a la sombra de su líder, López Obrador.

Emilio Ulloa, el que hablaba abiertamente del “golpe de Estado”, es consejero nacional de Morena y recientemente fue aspirante a la secretaría general del CEN de este partido.

Una de las diputadas más rijosas de esa guerra de los tres días fue Valentina Batres Guadarrama, actual diputada local al Congreso de la Ciudad de México, al igual que su compañera de bancada en el mismo órgano, Aleida Alavez, muy involucrada, como Valentina, en el intento de golpe del 2006.

Otra entusiasta diputada federal golpista de ese año fue Mónica Fernández Balboa, ahora senadora de Morena y presidenta del Senado hasta finales de agosto del año pasado.

Otro diputado muy involucrado en ese intento de golpe fue Hugo de la Rosa García, actualmente presidente municipal de Nezahualcóyotl, estado de México.

Entre los más rijosos de esas trifulcas que se registraron durante tres días en San Lázaro estaba el diputado Víctor Varela López, actualmente con cargo de diputado local al Congreso de la Ciudad de México. Por Morena, claro.

Luego de los tres días de enfrentamientos por la tribuna de San Lázaro, los diputados del PRD fueron reforzados por los senadores de su partido para tratar de bloquear todos los accesos al salón de plenos y así evitar que hubiera quórum para la toma de posesión de Calderón.

Entre estos senadores solidarios estaba Ricardo Monreal Ávila, actualmente presidente de la Junta de Coordinación Política y en los hechos, líder del Senado.

También eran senadores del PRD Rosalinda López Hernández y su esposo, Rutilio Escandón. Ahora morenistas, actualmente ella es administradora general de Auditoría Fiscal Federal y él es gobernador de Chiapas.

De igual forma eran senadores del PRD Pablo Gómez, actualmente diputado federal de Morena, y Leonel Godoy Rangel, quien luego fue gobernador de Michoacán y hasta septiembre de este año era secretario de Organización de Morena.

A pesar de la rijosidad de los legisladores del PRD de la época –aquí mencionamos solo a algunos de ellos— Felipe Calderón pudo tomar posesión gracias al comportamiento institucional de las bancada del PRI de entonces, encabezadas por Manlio Fabio Beltrones, en el Senado, y por Emilio Gamboa en la Cámara de Diputados.

Pero el riesgo de que se vuelva a presentar una intentona de tomar por la fuerza lo que no se ganó en las urnas está latente, pues como vimos, los golpistas del 2006 están vivitos y coleando y tienen mucho más poder que entonces.

OFF THE RECORD

**ECATEPEC: AGUA PARA LOS CUATES

El alcalde de Ecatepec, estado de México, Fernando Vilchis Contreras, decidió que el agua solo sería para sus cuates. O más bien, para los cuates de su partido: Morena.

Hace varias semanas que los vecinos de las colonias Tablas del Pozo, La Esperanza, Hank González y otras, no tienen suministro de agua. Lo que sí llega a tiempo es el recibo de cobro.

El agua de las pipas –por cierto, concesionadas a la iniciativa privada— solo es para quien demuestre afiliación o simpatía por Morena.

**ARDE CELAYA

La delincuencia organizada no ha respetado la cuarentena en Celaya, Guanajuato.

El pasado fin de semana, nueve personas fueron asesinadas en pleno velorio.

Y ayer, cuatro integrantes de una familia, entre ellos un bebé de un año de edad, fueron acribillados en su casa, la cual posteriormente fue incendiada.

¿Y el que iba a garantizar la seguridad? Anda buscando gobernar Sonora.

[email protected]

twitter:@pepecontreras_m