Los escándalos de los presidenciables en Morena

Hoy en día, estos "políticos" reafirman lo que desde un principio se sabía; el populismo que quiere imperar en México es corrupto, sí, tal cual como ellos tachan a la derecha

El Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), ese partido que llevó al arrogante Andrés Manuel López Obrador a sentarse en la Silla Presidencial, y que hoy, la corrupción abandera dicho partido, deja entrever a sus lacayos manchados por la corrupción que aspiran también, a llegar al poder presidencial

Pese a que el mismísimo López Obrador, insiste en convencer al pueblo mexicano que su gobierno combate a la corrupción, las acciones de su mal llamada Cuarta Transformación han confirmado todo lo contrario.

Por ello, es importante echar un vistazo hacia atrás y ver ese camino de inmoralidad que sus “presidenciables” han recorrido y que los ha mantenido dentro de las esferas políticas y los privilegios que el poder les da.

Marcelo Ebrard

Especial

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, quien se encuentra en el ojo del huracán tras la tragedia de la Línea 12 del Metro, ha atravesado por otros escándalos también como jefe de Gobierno capitalino

En 2015, Ebrard desapareció del mapa político, cuando decidió salir del país para presuntamente irse a Francia, en medio de escándalos por presunta corrupción durante su administración en la Ciudad de México.

Lo anterior, en el marco de las investigaciones realizadas en su contra, por las irregularidades en la construcción de la Línea 12 del Metro durante su sexenio; incluso se abrió una indagatoria por fraude y lavado de dinero contra las empresas y funcionarios relacionados con los contratos de construcción.

Especial

Asimismo, estuvo relacionado a escándalos inmobiliarios referente a su vivienda, la cual estaba valuada  en casi 33 millones de pesos, pero fue adquirida en tan solo un millón 64 mil pesos, por un amigo de Ebrard, para posteriormente rentarlo.

Al día de hoy, uno de los escándalos corresponde a los señalamientos que lo responsabilizan directamente con el colapso en la Línea 12, el cual dejó a 26 personas muertas y más de 70 lesionadas.

Especial

Con información de Contrapeso Ciudadano

Claudia Sheinbaum

Especial

Aunque AMLO niegue los “dedazos”, sabemos que la hoy jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, fue impuesta por él, luego que le encargará la construcción del Segundo Piso del Periférico, cuyo manejo financiero fue ejemplo de opacidad y pago de favores, y cuya información financiera se reservó por 12 años, con la complicidad de la entonces Contralora Bertha Luján, a quien el tabasqueño perfilaba para candidata a delegada en la alcaldía Coyoacán.

Sin contar con que los contratos de esa obra, de 12 kilómetros y que supuestamente costó ocho mil millones de pesos, se entregaron sin licitación a Grupo Rioboo. 

Para darnos una idea de lo que AMLO y Sheinbaum nos hicieron pagar por esa vialidad hay que recordar que el posterior Jefe de Gobierno y ahora canciller, Marcelo Ebrard, construyó 34 kilómetros de segundos pisos sobre Periférico a un costo de mil 200 millones de pesos. Y esto sí fue transparente. 

Cabe mencionar que Sheinbaum, es la misma que mantuvo el dueño de Morena como secretaria del Medio Ambiente y operadora de sus obras más emblemáticas, pese a que su esposo -en calidad de ex desde hace dos años-, Carlos Imaz, fue exhibido el 8 de marzo de 2004 en un video recibiendo del empresario Carlos Ahumada fajos de billetes que metió en bolsas del supermercado. 

DeMemoria в Twitter: "El seis de marzo, Carlos Imaz, entonces Delegado en Tlalpan y todavía esposo de Claudia Sheinbaum, quien ocupaba la titularidad de la Secretaría de Medio Ambiente, reveló que también

Ricardo Monreal

Especial

La agenda política mexicana gira en torno a lo que, cada mañana, dispone el necio de López Obrador desde sus mañaneras, actividad política que el tabasqueño ha utilizado para atacar a sus adversarios, y de las reformas que marcan la batuta de la mal llamada Cuarta Transformación. 

La segunda válvula depende del Gobierno y de los dirigentes de Morena. Pero hay una tercera, por la que pasan todos los logros, los reveses, las tensiones y las polémicas del proyecto del presidente. Y detrás de ella hay un político que debe ocuparse de “transformar” en ley la palabra del jefe de Palacio Nacional. Ricardo Monreal.

Monreal, exgobernador de Zacatecas, ha sido parlamentario del PRI, de Movimiento Ciudadano, del PRD y del PT antes de aterrizar en Morena. 

El político recurre a su experiencia para moverse en los laberintos del reglamento de la Cámara y en los resortes del legislativo, pero también se escuda en su trayectoria para atacar lo que ahora considera como “viejo régimen” y criticar sus prácticas. 

”A mí no me lo pueden contar. Lo viví”, afirmó en una de sus últimas intervenciones en el Senado.

El coordinador de Morena en el Senado, aseguró que no es un traidor a su partido y no será un chivo expiatorio, luego de los señalamientos que insinúan o lo acusan de que tuvo que ver con la derrota en la capital mexicana, específicamente en la alcaldía Cuauhtémoc.

En conferencia de prensa tras reunirse virtualmente con los integrantes de la bancada morenista, Monreal fue cuestionado por integrantes de la prensa sobre las especulaciones que han surgido en medios de comunicación sobre el papel que habría jugado en contra de Dolores Padierna, candidata de Morena en esa alcaldía.

“No traicioné al movimiento, textualmente, no soy responsable de nada. No puedo torcer el brazo a los electores de la Cuauhtémoc, están bastante capacitados. No me sumo a los coros del linchamiento ni estoy dispuesto a ser chivo expiatorio de nadie, que cada quien asuma su responsabilidad, que cada uno asuma su propia respuesta frente a los acontecimientos”, respondió el exjefe delegacional en dicha demarcación.

Con información de Proceso

Gerardo Fernández Noroña

Especial

“Político, luchador social, activista, lector, librero y libérrimo”, es como se describe en Twitter el diputado de izquierda, Gerardo Fernández Noroña, y que hoy es parte de grandes escándalos por atacar a quienes cuestionan el mal gobierno de AMLO.

Desde 1998 Fernández Noroña ya levantaba polémica al llevar baños para manifestarse por el Fobaproa o simular “crucificarse” por la misma causa.

Pero fue en el 2006 cuando Fernández Noroña tomó más notoriedad a nivel nacional, durante y después de la campaña presidencial, en la que el Tribunal Electoral determinó que Felipe Calderón fue el vencedor por el 0.56% de ventaja sobre Andrés Manuel López Obrador. En ese momento, Noroña era vocero del PRD.

Calderón vs Noroña: el agarrón tuitero que ustedes (no) estaban esperando

Unos años después, fue parte de las filas del Partido del Trabajo (PT) y volvió de las “sentadas” su manera de manifestarse en contra del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Sin embargo, durante la ceremonia de la investidura de López Obrador el pasado 1 de diciembre, Fernández Noroña formó parte de la comitiva que recibió al mismo Peña Nieto en San Lázaro.

Uno de los momentos en que el diputado ha sido más criticado fue cuando viajó a América del Sur, en 2015. En aquel momento, Fernández Noroña acudió a Venezuela y posteriormente a Argentina cuando ya no era legislador, lo que el expresidente Felipe Calderón calificó como un discurso de izquierda “con cartera de derecha”.

Hoy en día, estos “políticos” reafirman lo que desde un principio se sabía; el populismo que quiere imperar en México es corrupto, sí, tal cual como ellos tachan a la derecha.