Lo que debes saber sobre el uso legal de la mariguana

Ayer fue publicado el primer reglamento para la producción, investigación y uso de la marihuana o cannabis con fines medicinales o de investigación

-Publicidad-

Después de que ayer fuera publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el primer reglamento de control sanitario para la producción, investigación y uso de la marihuana o cannabis con fines medicinales, desde hoy es legal su uso.

La aprobación de dicho reglamento se vio atrasada casi tres años, después de que en 2017 el Congreso de la Unión diera luz verde para incorporar los derivados de la mariguana como uso medicinal a la Ley General de Salud, sin embargo, correspondía al Ejecutivo, crear el reglamento para ‘mantener las cosas en orden’.

-Publicidad-

La cannabis ahora se puede utilizar con fines medicinales y científicos, haciendo uso de su concentración o extracto como tal, y de sus derivados psicotrópicos (TetraHidroCannabidiol THC), siempre y cuando cumpla con estas funciones y no para uso recreativo.

Los principales reguladores son la Cofepris y la Secretaría de Salud, quienes basan el reglamento a fin de cubrir cuatro puntos esenciales: regular, controlar, fomentar y vigilar la cannabis como materia prima, sus derivados farmacológicos y medicinales.

Otro regulador es la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) quien se encargará de cuidar y controlar lo relacionado a la siembra, cultivo y cosecha de la mariguana, parte fundamental del reglamento y punto esencial que generó un retraso en la publicación de la ley, pues la Sader quería un presupuesto adicional para cumplir lo de esta regulación, sin embargo, después de negociar con Hacienda, accedió a usar los recursos aprobados de este 2021.

Este punto sobre la ‘agricultura’ de la mariguana no estaba contemplado hasta ahora, regulará incluso la calidad de las semillas, los permisos de siembra, así como la orientación a terceros autorizados para su uso (laboratorios de prueba o cuestiones publicitarias), mejorando el control que se tiene sobre la planta y sus fines.

Aunque para poder obtener un permiso para el consumo, cosecha o distribución seguirá dependiendo de varios permisos otorgados por diferentes dependencias, la aprobación representa un gran paso para la comunidad que requiere o desea hacer uso de la mariguana como medicina o para investigación, ya que ahora se podrá realizar de forma legal y con un control bastante cuidado.

Con información de El Financiero

EY