Las diferencias entre aeropuerto de AMLO y empezó Peña

AMLO mandó un claro mensaje a sus adversarios, de que en su gobierno se hará lo que él diga, mande y quiera

Especial

En sustitución del que sería el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM), el gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador, presentó ayer el proyecto para el aeropuerto en la Base Militar de Santa Lucía, que llevará el nombre del general Felipe Ángeles y que comenzará su construcción en junio. 

Más que una consulta realizada en octubre de 2018 para cancelar el proyecto del NAIM, se trató de un capricho político por parte del ahora titular del Ejecutivo, mandando un claro mensaje a sus adversarios de que en su gobierno se hará lo que él diga, mande y quiera.

El nuevo aeropuerto de AMLO no viene sólo: se apoyará del actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) así como del Internacional de Toluca (AIT) para conformar el Sistema Metropolitano de Aeropuertos (SMA) que, en conjunto, busca llenar el hueco que dejará el NAIM, impulsado por la administración del expresidente Enrique Peña Nieto.

“El aeropuerto en construcción más grande del mundo, el más grande, con la tecnología más avanzada, con estándares de calidad, de primer orden. Es un buen avance a pesar de la pandemia se ha continuado trabajando, han demostrado los ingenieros militares ser serios, profesionales, trabajan mucho en hacer las cosas con calidad y manejar el presupuesto de manera honesta”, dijo AMLO en la inauguración.

Asimismo, AMLO destacó que, a pesar de la pandemia por Covid-19 que mantiene paralizado al país y gran parte del mundo, la construcción de su capricho aeroportuario no se ha detenido y se continúa en su construcción, dejando entrever los verdaderos intereses de su gobierno ante una emergencia sanitaria como la que se padece en nuestro país.

¿Cuáles son las diferencias entre el NAIM y el nuevo aeropuerto de Santa Lucía?

Inversión 

De acuerdo con AMLO, la razón que desató la cancelación del NAIM fue su costo, ya que el presupuesto de su construcción oscilaba en 300,000 millones de pesos (mdp) y, según el gobierno de la 4T, con el encarecimiento de la obra el proyecto habría tenido un costo superior a los 600,000 mdp.

En contraste, el proyecto del SMA, que incorpora la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, la interconexión entre el AICM y la base militar y la Terminal 3 del AICM tendría un costo de 172,000 mdp, es decir, requeriría 71% menos recursos que el proyecto de Texcoco. Sin embargo, los especialistas especulan todo lo contrario.

Resultado de imagen de inversión en santa lucía

Capacidad

El SMA en conjunto tendría una capacidad para albergar a 150 millones de pasajeros al año en su máximo desarrollo, 15 millones más que el NAIM. Según las propias palabras del presidente López Obrador. 

Resultado de imagen de capacidad santa lucía

Distancias

Las distancias son uno de los rubros donde más adolece el proyecto del SMA. Para medirlas, se toma como referencia el recorrido desde el centro de demanda (que en este caso es el área de la Fuente de Petróleos, según datos de un estudio que realizó la consultora McKinsey).

Desde el centro de demanda hasta el AICM hay una distancia aproximada de 17.2 kilómetros, la menor de los cuatro aeropuertos. Sin embargo, las que serían sus dos infraestructuras hermanas tienen una distancia de 53 kilómetros desde la Fuente de Petróleos, según datos del gobierno federal y la SCT, mientras que el NAIM está prácticamente a la mitad de esa distancia: 27 kilómetros, que está por debajo del estándar internacional, de 31 kilómetros.

Resultado de imagen de distancia de santa lucia

En resumen…

Cada proyecto tiene sus debilidades operativas. El de Texcoco incluía el cierre absoluto del Aeropuerto Benito Juárez y la migración de los servicios, además claro de los altos costos del nuevo aeropuerto. Sin embargo, el aeropuerto Ángeles deberá tener un tendido eficiente de comunicaciones y transporte con el de Toluca y el actual aeropuerto para dar solvencia a la demanda. Ya no se trata de un solo aeropuerto, sino de una red de ellos en torno a la capital.

La opción de que el AICM opere a la par de la Base Aérea de Santa Lucía, es considerada “complicada” por la Cámara Nacional de Aerotransportes, por lo que su costo se multiplicará  y resultará ineficiente para las aerolíneas.

 

SG