La seguridad de operaciones en el AIFA sigue en vilo

Los representantes de los pilotos y los controladores aéreos señalaron que no pueden garantizar la seguridad de las operaciones aéreas en el AIFA

La seguridad de operaciones en el AIFA sigue en vilo
Archivo

En días pasados hubo una reunión entre diversos actores y organismos involucrados en el tema de la seguridad aérea; la cual terminó sin que nadie avalara la seguridad de las operaciones que se llevarán a cabo en el Aeropuerto Internacional Felipe Angeles (AIFA).

La seguridad de operaciones en el AIFA sigue en vilo

En dicha reunión estuvieron funcionarios del Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam), de la Agencia Federal de Aviación Civil, del Colegio de Controladores Aéreos; del Colegio de Pilotos y de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA).

En el encuentro, los representantes de los pilotos y los controladores aéreos señalaron que no pueden garantizar la seguridad de las operaciones aéreas en el AIFA; porque las autoridades no han proporcionado información suficiente que permita hacer una valoración adecuada.

AMLO ascendió a director del AIFA sin tener méritos militares

A mediados de 2018, el equipo de transición del entonces presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, contrató los servicios de la agencia internacional aeroespacial MITRE; para que emitiera una opinión sobre la viabilidad de construir un aeropuerto de pasajeros en la base militar de Santa Lucía.

La firma realizó un estudio y en sus conclusiones asentó que lo que pretendía el próximo Gobierno –un aeropuerto en Santa Lucía que funcionara como complemento del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México–, no era viable.

Aún así, el presidente electo se empeñó en llevar a cabo su proyecto, animado por un grupo de amigos empresarios; quienes seguramente se han beneficiado al participar en las obras de construcción.

López Obrador está empecinado en que el AIFA empiece a funcionar a partir del próximo 21 de marzo a como dé lugar; aunque se trate de un aeropuerto “patito” cuya seguridad aérea aún no está garantizada.

JC