LA PERVERSA Y SANGRIENTA AGENDA MORENISTA

-Publicidad-

De conformidad con la agenda criminal y perversa de la mal llamada cuarta transformación, la Suprema Corte de Justicia de la Nación estudiará la legalización del aborto el próximo miércoles 29

Era su último recurso. Y lo están utilizando, porque los grupos más radicales de MORENA, fracasaron en todas sus tentativas anteriores para legalizar el aborto en México.

-Publicidad-

Lo intentaron Muñoz Ledo, Lorena Vilavicencio, a través de la reforma de la Ley General de Salud, de la reforma del Código Penal y por medio de proyectos abortistas en varios estados. Entre ellos, Guanajuato, Zacatecas, Quintana Roo, Hidalgo y San Luis Potosí.

Ahora pretenden utilizar como herramienta a la Suprema Corte de Justicia de la Nación y que el máximo tribunal de nuestro país se subordine a sus intereses y a su ideológía radical.

Quien pretende semejante aberración (legalizar el asesinato de la manera más cruel, de un ser vivo, completamente indefenso y supeditado a la voluntad de quien por definición debiera supuestamente defenderlo, es el ministro Juan Luis González Alcántara.

Según la ponencia del ministro Juan Luis González Alcántara, al ser dueña de su cuerpo, la mujer puede abortar antes de las doce semanas de gestación y no debe haber impedimento legal para ello. Antes bien, el estado debiera garantizar esta infamia.

Según el ministro de marras, un personero de la secretaria de gobernación, Olga Sánchez Cordero, una de las principales promotoras de disparates como legalizar el consumo de mariguana, penalizar el aborto atenta contra los derechos de la mujer y la discrimina. (La propia Sánchez Cordero es una entusiasta abortista y ha manifestado en público esta postura sin tapujos, a pesar de que como funcionaria lo que debiera hacer es velar por el respeto al marco normativo en vigor).

Es menester mencionar que este asunto llega a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, porque hace casi dos años, un juez del estado de Veracruz ordenó al congreso estatal la despenalización del aborto hasta el primer trimestre de gestación. El Congreso no se movió por la abulia característica de los jarocho y el asunto se elevó como controversia a la Suprema Corte.

Lo peligroso del asunto radica en que en caso de que la ponencia del ministro Alcántara prospere, la voz de un juez estará por encima de la soberanía del estado de Veracruz representada en su congreso. Una verdadera aberración constitucional e institucional, además de moral.

Es preciso mencionar que desde que llegó al gobierno federal MORENA, los grupos radicales alentados por la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez CORDERO, han tratado de legalizar el aborto en distintas entidades federativas y no han podido.

Actualmente en nuestro país tenemos veintiún estados donde se ha blindado la vida, protegiéndola desde su inicio, hasta su fin: Baja California, Colima, Chiapas, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Querétaro, San Luis, Sonora, Tamaulipas, Veracruz, Yucatán, Sinaola, Nuevo León y Coahuila.

Paradójicamente y en sentido inverso, la amenaza radica en que actualmente en nuestro país tenemos 28 estados donde los radicales amenazan con legalizar el aborto, ya sea porque han presentado iniciativas o porque anunciaron que están próximos a hacerlo.

Y la Suprema Corte, manipulada por Sánchez Cordero, es la punta de lanza de la intentona abortista. De nosotros, los mexicanos bien nacidos, depende frustrar este sanguinario afán.

Llamamos a todos los ciudadanos del país a manifestar su repudio, a través de llamadas telefónicas a la máxima instancia legal de nuestra nación, mediante correos electrónicos y a través de las distintas redes sociales, utilizando la etiqueta #CorteAbortoNo y #MéxicoEsProvida para presionar a los ministros involucrados, haciendo sentir nuestro rechazo a tan peregrina pretensión, junto con nuestra indignación.

El aborto es el crimen más cobarde, pues se perpetra en la humanidad del ser más indefenso, privándolo del más elemental de los derechos de una persona, que es la vida. Si legalizamos segar una vida antes de llegar al mundo, no tardaremos en autorizar privar de la existencia a quien consideremos una carga inútil. Lo anterior, atenta contra todo espíritu de solidaridad y humanismo, pero tal es la agenda ideológica impulsada por MORENA.

No podemos permitir tantos, ser sojuzgados y avasallados por tan pocos. A partir de ahora, comienza una lucha contra el fanatismo totalitarista del Lopezobradorismo y la cuarta transformación, empeñados en imponer a México su sangrienta visión.

No lo permitiremos, cueste lo que cueste.

Dios, Patria y Libertad