¿La 4T busca venganza contra Robles por trabajar para Peña?

Tal parece que es la oportunidad perfecta para que el presidente se pueda vengar de todas esas veces que la perredista "no lo dejó ganar la presidencia"

Ya ha quedado demostrado que para el presidente Andrés Manuel López Obrador las mujeres, y más las mujeres que lo enfrentan, representan un problema.

Y es que con las nuevas acusaciones a la ex jefa de Gobierno del extinto Distrito Federal, Rosario Robles vuelve a la escena política aunque ahora se trata de ejercicio indebido del servicio público y no por supuestas empresas fantasmas como se le ha acusado en dos ocasiones, casualmente cuando representó una “amenaza” al ahora presidente.

Primero, en el 2000 Rosario -como la conocen en el ámbito- fue elegida por Cuauhtémoc Cárdenas como su sucesora para terminar su periodo como jefa de Gobierno de la Ciudad de México lo cual la dejaba como la natural candidata para las elecciones presidenciales de 2006, tiempo en el que su primera acusación la hizo a un lado para que Obrador finalmente fuera el candidato del PRD.

Te puede interesar | AMLO apoyará a la FGR en las investigaciones en contra de Rosario Robles

Seis años después, en 2012, de nueva cuenta ocurrió un linchamiento en que ponía a Robles como la creadora de empresas fantasma y contratos ilegales, sólo porque apoyó la campaña de Enrique Peña Nieto quien al final terminó por vencer a Andrés Manuel.

-Publicidad-

La verdadera pregunta sería: luego de 18 años y de haber conseguido su objetivo ¿será ésta la forma en la que López Obrador se vengará de una de sus más grandes piedras en el zapato?, y podríamos añadir ¿utilizará todos su poder para destruir la carrera política de Rosario Robles?