¿La 4T acecha a la UNAM?

Es probable que la administración obradorista intente aprovechar la actual crisis de la UNAM para tomar el control de ésta

UNAM
Especial
-Publicidad-

Desde finales del año pasado diversas problemáticas se han presentado en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), pues varios planteles y facultades han sido tomadas por, supuestos, estudiantes inconformes.

En ese sentido, las personas que han paralizado a gran parte de la Máxima Casa de Estudios exigen que se expulse a la bandas porrriles, se erradique el acosos sexual en contra de las estudiantes y que renuncie el rector Enrique Graue.

Esta última exigencia no es nueva, ya que desde antes de su reelección como rector, gran parte de la matrícula universitaria exigió la dimisión de Graue. Algo que no sucedió y en noviembre reafirmó su cargo.

Crisis en la UNAM puede beneficiar a 4T

Si la situación en la UNAM no cambia y los planteles siguen cerrados, muchos alumnos perderán el semestre —como ya pasó en algunos casos—; en consecuencia un bloque más amplio podría pedir la destitución del rector. Situación que podría aprovechar la “Cuarta Transformación“.

Incluso, el periodista Ricardo Alemán, en su “Itinerario Político” del 22 de agosto de 2018, titulado: “¡Morena va por la UNAM..!, advirtió que, en su momento, el presidente Andrés Manuel López Obrador, intentó imponer a al actual secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, como rector, pero Enrique Graue no se lo permitió.

Sin embargo, esa no sería la única forma en la que esta administración intentaría imponer alguien afín a sus intereses, pues en este portal se ha documentado que, uno de los principales porristas de López Obrador, John Ackerman también estaría acechando el cargo de rector.

Ackerman, quien es investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, sonó en abril de 2019 como uno de los candidatos a reemplazar a Graue, aunque al final eso no sucedió.

Queda claro la crisis que hoy enfrenta la Universidad Nacional afecta gravemente al estudiantado. No obstante, es probable que gente cercana a AMLO solo esté esperando el momento indicado para tomar el control de tan prestigios institución educativa.