Juez rechaza otorgar nueva suspensión contra obras del Tren Maya

Rechazó otorgar la medida cautelar al argumentar que se tratan de actos declarativos que no tienen un principio de ejecución

Juez rechaza otorgar nueva suspensión contra obras del Tren Maya
Foto: La Jornada

Un juez federal negó este viernes la suspensión provisional a habitantes de Quintana Roo contra la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) que autorizó la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para las obras del Tramo 5 del Tren Maya.

El juez Adrián Fernando Novelo, titular del Juzgado, admitió a trámite la ampliación de la demanda de amparo que interpusieron tres ciudadanos para impugnar la emisión del oficio con la autorización condicionada a la MIA.

Así como las constancias de uso de suelo que emitieron los municipios de Solidaridad y Tulum, ambos de Quintana Roo.

Sin embargo, el impartidor de justicia rechazó otorgar la medida cautelar de la suspensión provisional, al argumentar que se tratan de actos declarativos que no tienen un principio de ejecución, pues únicamente se limita a evidenciar una situación jurídica.

Los quejosos señalaron en su escrito que la Semarnat aprobó la MIA sin que se hubiera acreditado el grado de afectación de los daños ambientales ni acciones de restauración.

Te puede interesar | Anticipan un “sexenio perdido” en materia de crecimiento económico

-Publicidad-

 

El próximo 11 de agosto se realizará la audiencia incidental, en la que resolverá si les otorga a los habitantes de Quintana Roo la suspensión definitiva.

A su vez, el juez dio un plazo de 48 horas para que la Semarnat, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) y las autoridades municipales de Solidaridad y Tulum, remitan sus informes previos y en caso de no hacerlo se presumirán como ciertos los actos reclamados.

La semana pasada, organizaciones ambientalistas pidieron al juez Fernando Novelo admitir un amparo para frenar las obras en los tramos 6 y 7 del Tren Maya que atraviesa Quintana Roo y Campeche bajo el argumento de que los trabajos de construcción no cumplen con las medidas de protección al medio ambiente.

Sin embargo, estos últimos tramos del ferrocarril, ya cuentan con los permisos provisionales de la Semarnat y fueron rechazados por el juzgado federal.

Con información de Forbes México y El Universal

MSA