Estos son los candidatos de Morena que tienen pasado con el PRIAN

Conoce algunos candidatos que "chapulinearon" desde el PRIAN para unirse a las filas de Morena

0
282

Las campañas electorales para ganar en los comicios de junio próximo han iniciado y con ello, un nuevo intento para recuperar al país de las garras y malas decisiones que toma Morena junto a su llamada Cuarta Transformación.

Morena siempre se ha autoproclamado como el cambio que México necesita para salir adelante, sin embargo, sus filas estás llenas de ex PRIANISTAS (Partido Revolucionario Institucional y Partido Acción Nacional) que chapulinean de un partido a otro para seguir en el poder.

Como prueba de ello, traemos algunos candidatos morenistas a las gubernaturas, que tienen en su historial, la mancha del PRIAN.

Layda Sansores San Román

Candidata a la gubernatura de Campeche.

Sansores estuvo afiliada al PRI durante 30 años hasta 1996. Durante estas décadas ocupó diferentes cargos como Diputada Federal Plurinominal (1991-1994), Senadora de Mayoría por Campeche (1994-2000) y como presidenta de diferentes Comisiones en el Senado.

Su renuncia se presentó cuando el PRI presentó (y ganó) la gubernatura de esa entidad con José Antonio González Curí en 1997, por lo que ella decidió abandonar la milicia al no ser seleccionada como aspirante.

Miguel Ángel Navarro Quintero

Candidato a la gubernatura de Nayarit por la coalición tripartita entre PT, Morena y PVEM.

Afiliado al PRI desde sus inicios en la política, Navarro ocupó algunos cargos abanderado por este partido. Fue electo Diputado Federal por el III Distrito Electoral Federal de Nayarit en 1997; fue candidato a Presidente Municipal de Tepic en 1999 y fue Senador Plurinominal por Nayarit hasta el 2000.

En 2005, ante de chapulinar al PRD, fue precandidato a Gobernador de Nayarit,, sin embargo perdió las elecciones internas contra Ney González Sánchez. Al no obtener el cargo y demandar un fraude electoral, , el 10 de marzo de 2005 renunció al PRI.

Clara Luz Flores

Candidata a la gubernatura de Nuevo León, abanderada por Morena, PT, PVEM y Nueva Alianza.

Clara Luz Flores sí que es un caso especial, digno de ser mencionado. Estuvo afiliada al PRI desde 1998, cuando apenas tenía 24 años y comenzaba su carrera política. Desde entonces ocupó cargos como: diputada local del Congreso del estado de 2006 al 2009 y presidenta municipal de General Escobedo en tres periodos de 2009-2012 y de 2015-2020.

Apenas en febrero del 2020, Flores renunció al PRI y se unió a Morena para contender por la coalición a la gubernatura del Nuevo León. Ella definitivamente todavía lleva al PRI en la sangre.

Mónica Liliana Rangel Martínez

Candidata a la gubernatura de San Luis Potosí.

Rangel Martínez estuvo afiliada la PRI desde sus inicios, sin embargo, no hay información certera o exacta del periodo en el que estuvo con ellos.

Alfonso Durazo Montaño

Candidato a la gubernatura de Sonora

Durazo es un completo PRIANISTA, pues estuvo en ambos partidos con diferentes cargos, entre los que destacan: secretario particular de Luis Donaldo Colosio cuando fue dirigente del PRI; al dimitir del tricolor en el 2000, se pasa al PAN, donde se unió a la campaña presidencial de Vicente Fox.

Fox nombró a Durazo como su secretario particular después de la elección de julio del 2000 y también se convirtió en el coordinador de comunicación social presidencial en 2003.​

Lorena Cuéllar Cisneros

Candidata a la gubernatura de Tlaxcala

Cuéllar Cisneros estuvo afiliada al PRI de 1991 al 2012. Bajo su abanderamiento fue Presidenta municipal constitucional de Tlaxcala para el periodo 2008-2011 y Diputada Local plurinominal para la LX Legislatura del Congreso del Estado. Además, fue Senadora por el estado y Diputada federal por el Distrito 3 de Tlaxcala.

En el 2010 fue precandidata del PRI a la gubernatura del estado pero no lo consiguió. Dejó el partido en 2012, cuando no participó en el proceso interno del partido en contra de su tío Joaquín Cisneros Fernández.

David Monreal Ávila

Candidato a la gubernatura de Zacatecas.

Monreal Ávila estivo bajo las filas del PRI aproximadamente una década, desde 1989 a 1998. Aunque nunca tuvo un gran puesto, fue secretario particular en la presidencia municipal en 1989 y secretario adjunto en la Secretaria General del Estado.

Colaboró en el Senado de la Republica como Director Proyectista durante 1992, hasta que se convirtió en asesor parlamentario en la Cámara de Diputados. De ahí, ayudó en la campaña de su hermano Ricardo Monreal Ávila como gobernador del Estado hasta que dejó el partido en 1998.

Con estos candidatos que estuvieron en las filas del PRIAN desde hace año, no cabe duda que Morena es el nuevo partido plagado de corrupción por quienes lo militan. El PRIAN no ha desaparecido, solamente se cambio el nombre a Morena.