DIA INTERNACIONAL CONTRA LA HOMOFOBIA

-Publicidad-

Con la eliminación de la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales por parte de la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), realizada el 17 de mayo de 1990, quedó establecido el Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia.

En 2014 y por decreto del entonces presidente Enrique Peña Nieto, el 17 de mayo quedó establecido en México como el Día Nacional de la Lucha contra la Homofobia.

-Publicidad-

Su objetivo principal es el de coordinar todo tipo de acciones que sirvan para denunciar la discriminación de que son objeto las personas homosexuales, bisexuales y transexuales y para hacer avanzar sus derechos.

Se entiende por homofobia a las actitudes negativas dirigidas hacia sujetos que se sienten atraídas por personas de su mismo sexo., tales como; expresiones de ira, asco, miedo u otras emociones negativas.

Esto incluye los crímenes de odio, discriminación laboral, el uso de la palabra “gay”como un insulto, y la perpetuación de los estereotipos negativos de las personas lésbico-gay y bisexuales (LGB).

Por su parte, la bifobia  se refiere a las actitudes y comportamientos negativos dirigidos a personas que se sienten atraídas por más de un género (bisexuales).

A diferencia de las personas con preferencias homosexuales o lésbicas, las personas bisexuales reciben discriminación no sólo por parte de las personas heterosexuales, sino además de la misma comunidad lésbico -gay.

Dicha comunidad considera a la bisexualidad como la sexualidad invisible, esto porque piensan que en la bisexualidad no se desarrolla una preferencia sexual sino que permanecen en la ambivalencia.

Ahora bien, ¿Por qué algunas personas pueden llegar a desarrollar una homofia? ¿Cómo se desarrollan las fobias en general?

Las fobias en general se caracterizan por la presencia de angustia. Las personas pueden desarrollar una fobia como resultado de la exposición a una situación o a un objeto que les representó una amenaza a su integridad narcisista; por ejemplo después de una enfermedad,  de una pérdida, de una separación, cuando no han sido procesadas estas situaciones traumáticas.

Es entonces que se desarrolla una fobia como formación defensiva que transforma la angustia en miedo, concentrándose el sujeto en un objeto específico; a los hospitales, a establecer relaciones de pareja, etc.

En la homofobia, el objeto al que se le tiene miedo es la a la propia sexualidad y a las expresiones de ésta que se reprimen entre otras aspectos, por influencia de la cultura en el que el sujeto homofóbico  se encuentra inmerso.

Las personas que desarrollan homofobia, el objeto investido de peligrosidad son los propios rasgos homosexuales proyectadas en los otros. De esta manera, la sexualidad les produce horror, pero que a la vez ejerce una fascinación de la que es imposible sustraerse y que opta por la agresión hacia el otro.

La forma de superar la Homofobia es con la ayuda del especialista para aceptar la propia sexualidad y transformar las expresiones de odio en un ejercicio sano de la sexualidad y el respeto a la sexualidad ajena.