Criminales no ganan nada con atentados, “la fuerza moral es más fuerte”: AMLO

En pocas palabras, el presidente “señaló que su Gobierno combatirá al crimen con la fuerza moral" porque es más fuerte que la fuerza bruta

Especial
-Publicidad-

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que la delincuencia organizada no gana nada con los atentados, agresiones y amenazas, ya que frente a la fuerza bruta, es mayor la fuerza moral de su Gobierno.

Este viernes durante conferencia de prensa, López fue cuestionado sobre si su Gobierno estaría preparado para una guerra o una escalada de los criminales, que pudiera incluir la colocación de coches-bomba.

-Publicidad-

Tras el cuestionamiento, el mandatario aseguró que las agresiones de los delincuentes no tienen ningún impacto, porque carecen del respaldo de la sociedad.

“No tiene respaldo ciudadano, ningún acto de violencia tiene respaldo de los ciudadanos, yo creo que en ningún momento en México se ha optado por la violencia, me refiero a que la gente celebre el que se lleve a cabo un acto violento, menos ahora”, aseveró.

Te puede interesar | AMLO no quiere a mujeres al frente de instituciones públicas, acusa PAN

López advirtió que, frente al uso de la fuerza y de las armas, siempre será más poderosa la fuerza moral de su Gobierno.

“Creo que la fuerza moral del Gobierno es más poderosa que la fuerza física, que la fuerza bruta, por eso lo quiero dejar en claro y desde luego es mejor la inteligencia que la fuerza, mucho mejor”, refirió.

Y como era de esperarse, Obrador, una vez más, pidió a los delincuentes que piensen en sus familias y abandonen las actividades ilícitas.

“La convocatoria siempre va a ser a que nos portemos bien, a vivir en paz. Incluso, aunque se dediquen a las actividades ilícitas, nunca vamos a dejar de llamarlos a que reconsideren y que piensen no solo en ellos, que piensen en sus familiares y que piensen en el pueblo, que piensan en México”, expresó.

Con estas palabras no queda otra cosa que decir: ¡Da miedo este gobierno! Gobierno que no tiene nada claro ni para defender a los suyos, menos al pueblo.