Caro Quintero se hizo más rico mientras estaba en la cárcel

El sistema penal muestra que aunque retengan a los delincuentes siempre habrá oportunidad de continuar manejando sus negocios

Especial
-Publicidad-

Uno de los problemas más constantes en las prisiones mexicanas es que, en vez de ser un verdadero centro de reintegración social, los criminales terminan aprendiendo más técnicas para seguir delinquiendo.

Tal y como lo demostró el famoso narcotraficante Rafael Caro Quintero, quien a pesar de haber sido condenado a permanecer 40 años en prisión, sus familiares y amigos “casualmente” iniciaron una cadena de 30 empresas ubicadas en Guadalajara, Jalisco.

-Publicidad-

Todas las compañías se encuentran dentro del marco de la ley y fungen como inmobiliarias, distribución de combustible, explotación minera, concesionaria de autos nuevos y seminuevos, casetas telefónicas, restaurantes, moda, calzado, spas y salones de belleza.

Según rumores, el exlíder del Cártel de Guadalajara habría juntado durante sus años en la cárcel hasta 500 millones de dólares, algo así como 10 mil millones de pesos.

Aunado a ello, el narco y prófugo de la justicia también se dispuso a registrar su nombre como una marca por lo que, sin su consentimiento, es imposible hacer uso de su imagen en plataformas digitales, radio, televisión o actividades deportivas y culturales.

Te puede interesar | Robert de Niro lanza fuertes críticas a AMLO, rechaza “abrazos, no balazos”

Lo mismo sucede con fotografías de su persona, en donde se deberá solicitar un permiso especial para incluirlo en materiales educativos, dibujos, pinturas o cualquier material impreso.