Barbosa se hace del control de los colegios privados en Puebla

Con la nueva Ley de Educación que avaló el Congreso de Puebla, vía fast track, los colegios privados, de todos los niveles, serán parte del Sistema Educativo Estatal

Barbosa y las escuelas privadas
Foto: México es Cultura
-Publicidad-

Los gobernadores de Morena quieren arrasar con todo; tal es el caso del mandatario poblano Miguel Barbosa quien gracias a la nueva Ley de Educación —avalada fast track—se ha hecho del control de los colegios privado de la entidad.

Con dicha ley también se establecieron políticas más estrictas en contra de estas  instituciones educativas, sobre todo, ahora que serán incorporadas al Sistema Educativo Estatal, sin dejar de mencionar las sanciones por 440 mil pesos ante posibles actos arbitrarios —como pueden ser retención de documentos y negarse a brindar educación—.

-Publicidad-

Te puede interesar | Concamin califica como “mentiroso” a Bartlett por sus señalamientos en sector energético

Cabe señalar que esta normativa ya generó rechazo por diversas asociaciones educativas y del ramo, incluso iniciarán una disputa legal contra la ley que se aprobó el pasado 15 de mayo por la mayoría de diputados de Juntos Haremos Historia, esto sin un análisis previo y mucho menos consultar la opinión de universidades y escuelas privadas.

En ese sentido, José Mata Temoltzin, rector de la Universidad Anáhuac, detalló que tanto el Consorcio Universitario y la Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior estudian las acciones a seguir, ya que ellos sí propusieron cambios a esa ley, pero el Congreso de Puebla nunca los tomó en cuenta.

Por otro lado, Luis Ernesto Derbez Baustista, rector de la Universidad de las Américas Puebla, calificó a esta ley como un ataque al sistema privado de educación, ya que impulsa un “espíritu intervencionista”.

Mientras que partidos de oposición locales, como el PRI y PAN, planean llevar a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) una impugnación de esta ley.

De los 155 artículos que integran esta normativa, el 105 es uno de los más polémico, pues en éste se establece que los bienes muebles e inmuebles de las escuelas particulares deberán a ser parte del Sistema Educativo Estatal; pero en lo redactado no se especificó con claridad tal determinación.

Por supuesto que Barbosa Huerta ha defendido esta ley, acotando que “(la educación) no es un negocio, no debe ser un negocio y nunca ser utilizada para lo que se utilizó en otros tiempos: las estafas maestras”.

Sin embargo, Jesús González, coordinador jurídico de la Federación para la Defensa de Escuelas Particulares, prevé promover un juicio de amparo para las 25 instituciones afiliadas y señaló que el plazo para llevar a cabo esto vence el 30 de junio.

Inadmisible el control sobre los colegios particulares que el Legislativo de Puebla le otorgó al gobierno de Morena en la entidad, pero lo más lamentable, y probable, es que dicha decisión no ayudará a mejorar la calidad educativa local.

Con información El Heraldo de México