AMLO Y BARBOSA: HISTORIA DE UN DESAMOR

-Publicidad-

El 17 de febrero del 2017, el entonces coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa Huerta, anunció públicamente que apoyaría la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador, quien ya tenía registrado su propio partido: Morena.

A López Obrador no le hizo mucha gracia el anuncio de Barbosa, a quien  detestaba por haber sido un distinguido militante de la corriente Nueva Izquierda (Los Chuchos) y por una serie de expresiones ofensivas que el perredista había hecho contra el proyecto político del tabasqueño.

-Publicidad-

López Obrador había hecho evidente su desprecio hacia Barbosa desde el 10 de septiembre de 2014, cuando en calidad de líder de Morena –en ese entonces aún sin registro— acudió al Senado para entregar 2.7 millones de firmas que respaldaban la solicitud de una consulta popular para revertir la reforma energética.

Barbosa, que era presidente del Senado, había mandado montar todo una escenografía para que él apareciera junto a López Obrador en el momento de la entrega de las firmas y así salir en todas las fotos. Barbosa se movía ya con doble cachucha.

Pero a la hora del evento López Obrador evitó acercarse a donde estaba Barbosa y se colocó, acompañado por Martí Batres, junto a las 137 cajas que contenían las firmas. Barbosa no salió en la foto, como pretendía, y acusó al tabasqueño de “una falta de respeto al Senado”.

Meses más tarde, el 9 de junio de 2015, Barbosa declaró…”la soberbia de López Obrador es infinita…el PRD nunca será cabuz de nadie…Morena no es un partido nuevo, cómo lo va a ser con rostro como el de Andrés Manuel López Obrador”.

Al día siguiente, en una entrevista de radio, Barbosa dijo: “Con el liderazgo dogmático de Morena, que no representa la visión del pensamiento moderno y progresista, no podemos ir ni a la esquina”.

Dos años después, Miguel Barbosa se subió por su propia voluntad al taxi de Morena, con el que no pensaba ir “ni a la esquina”, y el primer sorprendido fue López Obrador, quien no hizo comentario alguno.

A partir de entonces Barbosa se convirtió en una especie de mal necesario dentro del proyecto político de López Obrador. Como sea, logró colgarse la medalla del gobierno de Puebla.

Pero los desencuentros entre ambos personajes continuaron. El pasado 7 de mayo, Barbosa se lanzó contra funcionarios del gobierno federal. Acusó al subsecretario estrella de la 4T, Hugo López Gatell, de mentir sobre las cifras de COVID-19 en Puebla, y al Insabi de inflar datos sobre abasto de medicamentos, insumos y equipo médico.

Te puede interesar | JILGUEROS DE LA MAÑANERA, YOUTUBERS CHAFAS

El clímax de los desencuentros llegó el pasado 17 de junio, cuando el presidente de la República evitó saludar al gobernador de Puebla durante la ceremonia realizada en aquella entidad por el 54 Aniversario del Plan DN-III-E.

En un video que difundieron varios medios de comunicación locales se aprecia cómo Barbosa se levanta de su asiento cuando ve venir al presidente, pero éste, al llegar junto al gobernador, se aleja de él y se sigue de largo.

La filtración de parte de la declaración de Emilio Lozoya en la que involucra a Barbosa en actos de corrupción, podría representar la señal de que el gobernador de Puebla puede ser prescindible para la 4T.

No sabemos si Barbosa es responsable o no de lo que le imputa Lozoya. Lo que sabemos es que durante su etapa como coordinador del PRD en el Senado, cuando se aprobó la reforma energética, tenía muy buenas migas con el PAN y con el PRI. Y que la bancada perredista, que él encabezaba, favoreció el desahogo de muchos asuntos que interesaban a los otros dos partidos.

A la 4T le vendría bien perseguir a uno que otro morenista, para que no parezca que la indagatoria tiene dedicatoria exclusiva para el PAN. Uno de esos morenistas podría ser Barbosa, sobre todo si la filtración sobre las imputaciones que le hizo Lozoya salió de la Fiscalía General de la República.

OFF THE RECORD

LA CARA DE DOMÍNGUEZ

Todo mundo se pregunta qué cara pondrá hoy el gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez, cuando aparezca en la mañanera junto al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Apenas hace dos días se difundió un video en donde aparece Guillermo Gutiérrez Badillo, quien hasta ayer era su secretario privado, manipulando fajos de billetes de alta denominación.

¿Nunca supo lo que su secretario privado había hecho antes? ¿En serio?

**EL AMIGO DE AMLO

En una nueva balandronada, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con cobrar peaje a los automovilistas que crucen de México hacia aquel país o con aplicar un impuesto al envío de remesas de nuestros connacionales.

Sí, se trata del gran “amigo de México”, al que el presidente Andrés Manuel López Obrador le fue a dar las gracias por el buen trato que nos da.

Correo: [email protected]

Twitter: @pepecontreras_m