Obrador se olvida de Tabasco y sigue cayendo empleo

De acuerdo con el Inegi, Tabasco cerró el 2019 con una tasa de desocupación laboral del 6.4 por ciento, la cifra más alta en el país

Tabasco
Especial
-Publicidad-

De 2015 a 2019 Tabasco registró la perdida de 10 mil 776 empleos directos; en consecuencia se ha colocado en los primeros lugares en materia de desocupación, situación que no ha logrado revertir el presidente Andrés Manuel López Obrador ni el gobernador Adán Augusto López Hernández.

Fue José Luis Zuñiga, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Tabasco, quien admitió que no se ha logrado superar dicha debacle, por lo que urgen acciones que generen más dividendos en las empresas.

También señaló que ni el arranque, en 2019, de la construcción de la refinería de Dos Bocas, en el  municipio de Paraíso, ha logrado detener el desempleo, mismo que desde hace varios años se encuentra en caída libre.

Tal realidad contrasta con la creencia popular de que por tener un presidente de la nación tabasqueño se registraría una gran mejora el rubro económico.

Cabe señalar que en estos momentos la cifra de desempleo, en dicha entidad, ronda el 6.7 por ciento, aunque llegó a alcanzar un 8.4 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA), algo que ha encendió las alarmas.

“Necesitamos que se haga crecer a la economía, y recuperar los cerca de 10 mil 776 empleos perdidos desde 2015, que en su momento reportaron las Juntas de Conciliación y Arbitraje Estatal y Federal”, alertó Zuñiga.

Por otro lado,  señaló que “nos urgen mecanismos que atraigan inversión, faciliten la apertura de empresas y su operación cotidiana, para que haya más negocios que permanezcan en el mercado, crezcan, se consoliden y rompan con el promedio de que el 70 por ciento de las empresas en México, mueren en el primer año de su creación”.

Ante esta situación, es importante resaltar que al cierre de 2019 Tabasco registró seis años consecutivos con el primer lugar en la tasa de desocupación. Sin embargo, en 2013 llegó a ser la octava economía más grande del país, con una aportación del 3.5 por ciento del PIB nacional, pero ahora descendió a la posición 17 con el 2.2 por ciento.

Con información de El Sol de México