Albergues migratorio son bombas de tiempo ante el COVID-19, Irineo Mujica

Asimismo señalaron que en los estados de Baja California, Tamaulipas, Coahuila y Chiapas no cuentan con las condiciones sanitarias ni han recibido apoyo de los gobiernos para prepararse

Especial
-Publicidad-

Según datos del Instituto Nacional de Migración (INM), referidos por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), dentro de las primeras semanas del mes de marzo han sido repatriadas 13 mil personas de Estados Unidos.

Por ello, la organización alertó que la situación podría agravarse para los indocumentados ya que “los albergues están cerrando sus puertas para protegerse de la pandemia del Covid-19, mientras EU no ha dejado de repatriar migrantes a México, ahora incluso de manera exprés”.

-Publicidad-

Asimismo señalaron que en los estados de Baja California, Tamaulipas, Coahuila y Chiapas no cuentan con las condiciones sanitarias ni han recibido apoyo de los gobiernos para prepararse, por lo que ya no pueden recibir a más extranjeros.

El MCCI manifestó la postura de diversas Organizaciones No Gubernamentales (ONG) que reconocen la imposibilidad de los albergues de admitir a más migrantes.

“Es una preocupación por no contar con un protocolo para atenderlos porque las autoridades sanitarias emiten medidas para la población en general, pero no hay un protocolo específico de qué hacer con los migrantes”, aseveró Esmeralda Siu, vocera de la coalición Pro Defensa del Migrante.

Al respecto, Irineo Mujica, de Pueblo Sin Fronteras, expresó en una video publicado en su cuenta de Twitter que los “migrantes están abandonados y sentados en una bomba de tiempo en los centros de detención del INM, que podría ser catastrófica de ser infectados por la pandemia del Covid-19

En entrevista con La Razón, el presidente de la asociación religiosa, Miguel Ángel Pateyro Hernández, señaló que los misioneros han sufrido sobre todo la falta de comida, ya que sus labores de apoyo a la población las realizan en comunidades muy pobres, y ante la pandemia se vieron en la necesidad de regresar, aunque por el momento es difícil por el cierre de fronteras.