4T ofrece ayuda a un periodista australiano ¿y los mexicanos cuándo?

Osorno recordó que desde el año 2000 a la fecha han sido asesinados al menos 200 periodistas

Foto: El Nuevo Diario
-Publicidad-

El presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció el pasado lunes 5 de enero asilo político a Julian Assange, fundador de Wikileaks, y quien es buscado por los Estados Unidos luego de filtrar miles de documentos sobre las guerras de Afganistán e Irak.

El mandatario tabasqueño defendió esta decisión al argumentar que para el país es una “tradición abrirle las puertas a personas del extranjero que busquen refugio en el país.

-Publicidad-

Sin embargo, esta postura fue criticada por el periodista del New York Times, Guillermo Osorno, al señalar su nulo interés que tiene AMLO por proteger a los periodistas.

En su columna “AMLO debería de ofrecer garantías a los periodistas mexicanos antes que darle asilo a Assange”, expone que este ofrecimiento de asilo al periodista australiano revela el pobre desempeño del mandatario tabasqueño en materia de protección a comunicadores y a la libertad de expresión en México.

Te puede interesar | AMLO dice que “no le gusta la censura” ¿Y todos los periodistas que ha silenciado la 4T?

Para ello, recordó que desde el año 2000 a la fecha han sido asesinados al menos 200 periodistas en el país, de los cuales el 90 por ciento de esos casos quedan impunes.

Si López Obrador quisiera realmente atender temas significativos de libertad de expresión y acoso a los periodistas, no tendría que ir muy lejos: allí está pendiente el caso de Lydia Cacho, la periodista mexicana que ha sido torturada y amenazada de muerte varias veces luego de la publicación de su libro Los demonios del edén, sobre explotación infantil”, señaló.

Por otro lado, Osorno denuncia que esta ayuda que le ofrece López Obrador al periodista australiano podría generar una confrontación con la Unión Americana ya que su presidente electo, Joe Biden, lo calificó como un “terrorista de alta tecnología”.

Con su ofrecimiento, López Obrador se metió de lleno en un tema de política interna estadounidense”, expone.

A continuación puede consultar el texto íntegro

MSA