¡4T elogia a criminales! aseguran que asesinos de Garza Sada son “jóvenes valientes”

Como pueden ver, este gobierno elogia a los criminales y sus fechorías, mientras que a las personas honradas y trabajadoras les da el peor trato

-Publicidad-

Si pensamos con la lógica de la Cuarta Transformación, al parecer los asesinos y criminales merecen ser llamados “héroes nacionales”, esto tal vez podría explicar las razones de que el presidente Andrés Manuel López Obrador quiere darle amnistía a aquellas personas que han infringido la ley.

Esto en referencia a las declaraciones de Pedro Salmerón, director del Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución de México (INEHRM), quien calificó como “jóvenes valientes” a los integrantes de la Liga Comunista 23 de Septiembre, quienes asesinaron al empresario regiomontano Eugenio Garza Sada el pasado 17 de septiembre de 1973.

-Publicidad-

En la publicación promovida con el hashtag #HoyEnLaHistoria, Salmerón Sanginés recordó a Garza Cada como “uno de los notables y emprendedores industriales del país”, quien murió acribillado por un grupo de jóvenes socialistas “armados que intentaron secuestrarlo”.

Te puede interesar | CNTE se va saliendo con la suya, diputados avalan en lo general y particular Ley General de Educación

Cuando un comando de valientes jóvenes de la Liga Comunista 23 de Septiembre intentó raptarlos, se desató una balancear en la que perdieron la vida don Eugenio y sus escoltas”, se lee en el publicación antes de que fuera modificado en su cuenta de Facebook.

Ante ello, el ex secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, lamentó dichas palabras y reviró al sostener que Eugenio Garza Sada fue un empresario que combatió la desigualdad socioeconómica y que fue gracias a el que se crearon el IMSS y el INFONAVIT, además de promover la construcción de clínicas gratuitas y escuelas de educación básica, como el Centro Escolar Cuauhtémoc y de educación superior como el Tecnológico de Monterrey.

Cabe recordar que el homicidio de Garza Sada ocurrió en medio de una profunda división social imperante durante la década del 70.

Por último, el periodista Jorge Fernández Menéndez señaló que el homicidio del empresario regiomontano fue un crimen de Estado, ya que en su columna Garza Sada, un crimen de Estado impune relata cuales fueron los pasos para perpetuar dicho ataque. 

Como pueden ver, este gobierno elogia a los criminales y sus fechorías, mientras que a las personas honradas y trabajadoras les da el peor trato.