¿Y la fuerza moral? A los “López” no le sirven las “estampitas”

Podríamos asegurar los mexicanos que Palacio Nacional es un recinto de contagios de arrogancia, apatía y cinismo

Especial
-Publicidad-

Tras darse a conocer que el “zar de la salud”, es decir, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, dio positivo a Covid-19 semanas después de que el propio presidente Andrés Manuel López Obrador fuera diagnosticado portador del mismo virus; queda claro que la apatía que impera en el gobierno es contagiosa.

Pese a la negativa del mandatario López Obrador, por seguir protocolos de salud en eventos públicos y/o giras de trabajo, el propio subsecretario de Salud solapaba dichos caprichos, sin saber que más tarde él sería víctima de esa arrogancia política.

-Publicidad-

La pandemia por Covid-19 ha dejado estragos duros para el pueblo mexicano, que se pueden traducir en miles de muertos por el deplorable sistema de Salud que el propio gobierno de AMLO mantiene hundido.

TE PUEDE INTERESAR | Hugo López-Gatell da positivo al nuevo virus; asegura síntomas leves

¿Quién más sigue? 

Adivinar quién será el próximo servidor público que contraiga el virus es imposible, lo que sí se puede hacer, es que las grandes esferas políticas tomen con seriedad el tema de la salud, empezando por el propio titular del Ejecutivo, quien sigue negándose a portar cubrebocas pese a ser víctima del Covid-19.

¿Se podría resumir que Palacio Nacional es un foco de contagios? ¿Contagios de qué? ¿De Covid-19? Más que contagios de coronavirus podríamos asegurar los mexicanos que es un recinto de contagios de arrogancia, apatía y cinismo.

Queda claro que ni la fuerza moral que tanto predicó AMLO ni las estampitas que dijo lo protegían de contraer covid-19, son efectivos en un contexto tan delicado como el que se vive en el país.

SG