VIDEO: Morena se mete un “autogol” por Ley para bloquear cuentas bancarias

Laura Rojas y Mario Delgado se manotearon en tribuna y fue ahí donde estalló el conato de bronca

Especial
-Publicidad-

En una más de las trifulcas en la Cámara de Diputados, panistas y morenistas estuvieron a punto de llegar a los golpes, ya que no se pusieron de acuerdo en la discusión donde se analizaron las reformas a la Ley de Instituciones de Crédito, que tenía finalidad de otorgarle más herramientas a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

Dichas modificaciones establecen que “sin previa garantía de audiencia, se congelan las cuentas bancarias a personas físicas o morales cuando haya indicios de transferencias sospechosas de lavado de dinero o financiamiento al terrorismo”; además impulsa la extensión de dominio cuando existan sospechas de que los recursos puedan estár vinculados a ilícitos de financiamiento al terrorismo y lavado de dinero. 

Sin embargo, el conato de bronca comenzó cuando se aprobó una reserva de la morenista Lidia García Anaya –la cual dicta que la UIF avise, por escrito, a las personas que se incluyeron a lista de cuentas bloqueadas– pues su bancada no la avaló totalmente.

Lo anterior molestó al coordinador morenista, Mario Delgado, al grado de que le reclamó a la presidenta de la Mesa Directiva, Laura Rojas, por no haber otorgado un periplo más amplio para la votación. 

“En todas las votaciones se pregunta si faltan diputados por votar y hay diputados que no votaron y están presentes en el pleno. Explíqueme su actuación de este momento y le pido que precise la votación”, expresó Delgado Carrillo. Al tiempo de que los panista comenzaron a gritar “¡quiere llorar, quiere llorar, quiere llorar!”. 

 

Pero la líder blanquiazul no se quedó callada, y le dijo al morenista que era obligación legisladores estár en el Pleno cuando se presenta una votación; respuesta que indignó a Mario Delgado, que se subió a la tribuna, le reclamó a Rojas y hasta la manoteo.

Al darse cuenta de eso, los panistas auxiliaron a su compañera –aunque Laura Rojas también manoteo a Delgado–, cosa que ya no les pareció a los del partido oficial, y corrieron a la tribuna, para respaldar a su coordinador. Todo esto entre empujones y gritos de ambos lados. 

Dada la calentura del momento la presidenta del recinto legislativo de San Lázaro otorgó un receso en la sesión, ya que no había condiciones para continuar con la discusión.

Con información de Reporte Indigo