Si los microbuseros manejan borrachos, les quitarán la licencia

Sheinbaum envió una reforma a la Ley de Movilidad con la cual busca incrementar las sanciones a los conductores que no manejen en sus cinco sentidos

Si los microbuseros manejan borrachos, les quitarán la licencia
Foto: Noticieros Televisa

Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, informó este miércoles que envió al Congreso local una iniciativa el cual plantea cancelar de forma definitiva las licencias o permisos de conducir a choferes que circulen bajo los efectos del alcohol y/o narcóticos.

En videoconferencia, la mandataria capitalina detalló que envió una reforma a la Ley de Movilidad con la cual busca incrementar las sanciones a los conductores de transporte público o de carga que no manejen en sus cinco sentidos.

Dicha iniciativa establece retirar la licencia a conductores que sean sancionados por segunda vez en un periodo de un año y por tercera ocasión en un periodo de tres años.

En ese sentido, indicó que si tras un análisis se comprueba que operaban narcotizados o bajo los efectos de una sustancia tóxica, no sólo se le retirará la licencia al chofer, sino que también deberá pagar una multa de 180 Unidades de Medida y Actuación (UMAs), que equivale 15 mil 998.40 pesos.

Te puede interesar | ¿Cuándo será el retorno a las oficinas gubernamentales en CDMX?

Además, la propuesta de Sheinbaum Pardo contempla que las pólizas de seguro de responsabilidad civil de las unidades sean contratadas por empresas reconocidas por la Comisión Nacional de Seguros y Finanzas.

Tratándose de transporte privado o público de pasajeros o de carga, que conduzca ebrio o drogado, la cancelación procederá desde la primera ocasión en que sea sancionado y estos estarán obligados a someterse a pruebas de detección de ingestión de alcohol o narcóticos, estupefacientes o psicotrópicos realizados por personal autorizado.

Asimismo, establece suspender la licencia por un año al conductor que sea sancionado por primera ocasión, obligándolo a someterse, a su costa, a un tratamiento de combate a las adicciones y la suspensión por tres años, cuando sea sancionado por segunda ocasión en un periodo menor a tres años.

Por último, la iniciativa prevé que las personas sancionadas no puedan volver a tramitar una licencia o usar permisos de otros estados de la República.

Con información de Publimetro y Quinto Poder

MSA