Previo a campañas electorales, AMLO baja en aprobación, según encuesta

López obtuvo una desaprobación de 36%, mientras que el porcentaje restante dijo no saber o no respondió a la pregunta

0
178
Especial

De acuerdo a la encuesta mensual que publica El Financiero, sobre la popularidad del presidente Andrés Manuel López Obrador, este lunes reveló que el tabasqueño mantiene una aprobación del 61%una cifra 2 puntos porcentuales menor a la de febrero pasado pero similar al promedio del último año.

Según los resultados, López Obrador obtuvo una desaprobación de 36%, mientras que el porcentaje restante dijo no saber o no respondió a la pregunta.

De acuerdo al medio, desde julio del año pasado, el nivel de aprobación al mandatario ha fluctuado dentro de una franja de 58 a 64 por ciento, mostrando un alto grado de estabilidad a lo largo de todos estos meses, a pesar del mal manejo de la pandemia y en temas como la economía o la inseguridad.

Y es que como bien señala Raymundo Riva Palacio en su columna publicada este martes en dicho diario, “hasta el momento, López ha logrado mitigar el impacto negativo de una campaña de vacunación que se encuentra muy lejos de sus metas originales, y que sigue teniendo problemas en el suministro –por razones propias y externas– y en el diseño de aplicación, que es un desorden“.

Riva Palacio menciona el desastre que tiene el gobierno en colaboración con el gobierno de Argentina, el laboratorio AstraZeneca, la Universidad de Oxford y la Fundación Slim, con la producción de la vacuna contra el Covid-19, pues las cosas no han salido como esperaba.

Te puede interesar | Aprobación de AMLO en descenso; cae 7% entre Noviembre y Marzo: GEA-ISA

De acuerdo a la información, la exportación de 12 millones de dosis de vacunas a México están paralizadas porque la empresa mexicana encargada del proceso, no tiene viales (frascos) para envasarla. Y señala que de acuerdo con el periodista argentino Walter Goodbar, que se ha especializado en el tema del coronavirus, esto obligó a México y Argentina a comprar la vacuna Covishield, la versión india de AstraZeneca, para compensar el retraso.

Lo anterior, por supuesto no ha sido mencionado por López en sus mañaneras, pues pese a que la falla no es responsabilidad de su administración, sino de una empresa privada, muestra una vez más que, al mandatario lo que en realidad le importa, son sus planes político-electorales en los que enmarcó el Plan Nacional de Vacunación, más que la salud de los mexicanos.

 

Con información de El Financiero

AIS