Obrador no respeta la transparencia, la rendición de cuentas, la libertad de expresión: Loret en TWP

El cinismo de la 4T queda en evidencia con este caso, pues mientras fueron oposición aplaudieron a la prensa por el reportaje de la Casa Blanca, hoy siendo del poder insultan y amenazan

Especial
-Publicidad-

Luego del escándalo que se dio tras la investigación sobre el patrimonio Sandoval-Ackerman, de a montón, secretarios de Estado, funcionarios federales, legisladores de Morena e incluso religiosos cercanos a la 4T, salieron en defensa de la pareja señalada e incluso insultaron a periodistas en un acto de intimidación gubernamental.

Con esto, una vez más, demuestra que en este sexenio, una investigación periodística refleja lo poco que el gobierno mexicano respeta la transparencia, la rendición de cuentas, la libertad de expresión y, sobre todo, el combate a la corrupción, expresó Carlos Loret de Mola en su columna en The Washington Post (TWP).

-Publicidad-

Incluso, abogados “espontáneos” aludieron que se trata de campañas de desinformación contra la funcionaria y de que el móvil de los ataques tienen su origen en el combate a la corrupción que Sandoval encabeza en el gobierno de la cuarta transformación.

Te puede interesar | “Intimidación de Estado”: así defiende la 4T a Sandoval

Cabe recordar que la respuesta de Irma Eréndira Sandoval, hacia el reportaje de Loret de Mola fue llamarle “sicarios mediáticos” y advertirle que no permitirá que manchen su nombre ni el de su familia, además de amenazarlo.

Respuesta que a nivel del periodismo internacional y defensores de la libertad de información y expresión, Edison Lanza, relator Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), externó su preocupación por la expresión de la secretaria y dijo que sus declaraciones estigmatiza el ejercicio periodístico.

Asimismo, el cinismo de la 4T queda en evidencia con este caso, pues mientras fueron oposición aplaudieron a Carmen Aristegui por el reportaje de la Casa Blanca de la entonces esposa de Enrique Peña Nieto, hoy atacan de a montón, como siguiendo órdenes de arriba, a la prensa que los cuestiona.