Morena y la 4T traficaron con credenciales para la revocación de mandato

Con tal de cumplir un nuevo capricho presidencial, Morena y la 4T traficaron con credenciales para la revocación de mandato de AMLO

Morena y la 4T traficaron con credenciales para la revocación de mandato
Foto: Expansión Política

Con tal de cumplir el capricho presidencial, Morena y la 4T traficaron con credenciales para la revocación de mandato.

De acuerdo con Milenio, decenas de credenciales para votar que fueron entregadas en las jornadas de vacunación contra Covid-19, en reclamos ante la CFE, o para otros trámites de beneficiarios de Sedesol, Bansefi o el Inapam, terminaron de manera inexplicable respaldando la revocación de mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Te puede interesar | Oscuro morenista es abogado de Cuauhtémoc Gutiérrez

“Esperando se encuentre bien, espero cardinalmente saludarlo, espero que me ayude con material para un cuarto siendo madre soltera, se lo agradezco” o “recibo teléfono Samsung A10 de reparación”, estas son algunas expresiones que acompañan las copias de credencial de elector que entregaron las personas y organizaciones que promueven la revocación, y que exhiben un supuesto mal uso de los datos personales brindados para otro tipo de trámites y servicios.

Cabe señalar que el periódico tuvo acceso a algunas evidencias de las más de 400 mil inconsistencias que que el INE ha detectado en las firmas enviadas de manera digital y en formatos físicos por más de 22 mil promoventes, para lograr que el próximo 10 de abril se celebre la primera consulta de revocación de mandato en la historia del país.

-Publicidad-

Asimismo, las personas que acudieron a las jornadas de vacunación en las que se pedía una copia de su identificación oficial, terminaron entre las miles de cajas con presuntos respaldos genuinos.

Uno de los casos, fue el del programa de vacunación anticovid en Ecatepec, Estado de México, en donde se les colocó un sello con una enfermera cargando la dosis de la vacuna y un enfermero con una jeringa, que indicaba su turno o el horario en que se debía presentar.

Pese a estas irregularidades, el INE tiene hasta el 3 de febrero para informar ante el Consejo General si se lograron las dos millones 758 mil 227 firmas válidas para el 4 de febrero, lanzar la convocatoria y que la votación se realice el 10 de abril.

Sin embargo, se tiene previsto que al superar el 60 por ciento de las rúbricas necesarias, se llegue a la meta antes de la fecha límite.

Lamentable, que con tal de cumplir un nuevo capricho presidencial, Morena y la 4T traficaron con credenciales para la revocación de mandato.

Con información de Milenio

JZ