-Publicidad-

A las 17:07 se publicó el siguiente tuit en la cuenta de Twitter @RicardoAlemanMx en respuesta a un tuitero -que borró el mensaje-, y que decía que los propios militantes de Morena son los mayores enemigos del partido…

-Publicidad-

A las 17:08, como tercera en discordia, la usuaria Leticia Maldonado @letymaldo manda la imagen a nuestra cuenta de Twitter y después envía un mensaje “¡Pues ellos mismos!” en referencia a la imagen. La usuaria confirma con su imagen y su mensaje que los militantes de Morena son los peores enemigos de su partido.

A las 17:09 se publica un tuit en modo imagen, con la imagen que enviaron y el texto: Les hablan!; la advertencia o el llamado de atención era claro. Los seguidores de Morena son los peores enemigos de Morena.

Más de dos horas después, a las 19:28, el columnista de La Jornada, Julio Astillero lo ve y responde:

A las 19:45 hay una respuesta directa y explicación de los hechos

En esa misma hora (19:45) Astillero pone otro tuit

A las 21;30, después de recibir cientos de mensajes con el hashtag #NoAlPeriodismoSicario colocamos otro tuit

A las 21:46 hacemos otra respuesta, se les invita a leer bien y a entender bajo qué contexto se puso la imagen

A las 20:00 Julio Astillero sigue atacando

A las 21:14, AntonioAttolini ex #YoSoy132 y militante de Morena pide que se denuncie nuestra cuenta de Twitter

A las 22:03 siguen las respuesta de Astillero

A las 22:25 se publica un video aclaratorio. Ahí se explica lo que se hizo con el tuit.

A las 22:53 se manda captura de pantalla de la mujer que mandó la imagen original

A las 23:15, último tuit de Astillero sobre el tema

A la 1:01 del 6 de mayo fue suspendida nuestra cuenta de Twitter por 12 horas. El argumento fue “incumplir con las reglas que prohíben los comportamientos abusivos”, por lo menos una hora antes había quitado el tuit y nos pidió que lo elimináramos definitivamente. Esto fue porque se convocó a que la gente lo reportara.

Hasta este momento Televisa y Canal 11 decidieron separar de sus programas al columnista respondiendo a la ola de reclamos que en redes sociales emprendieron algunos fanáticos. Ganó el linchamiento y el reclamo de censura.