¡Mintió! Obrador prometió que en un año sería reinaugurado la L12

AMLO ha protegido a Sheinbaum con tal de no manchar la imagen de su “corcholata” favorita para la elección presidencial de 2024

¡Mintió! Obrador prometió que en un año sería reinaugurado la L12
Foto: El Sol de México / Daniel Hidalgo

El jueves 24 de junio de 2021, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la Línea 12 del Metro volvería a dar servicio a más tardar en un año.

En su conferencia matutina de aquella fecha, aseguró que la reapertura de dicha línea incluiría el tramo que se derrumbó el lunes 3 de mayo de aquel año, en donde 26 personas perdieron la vida y decenas de personas fueron reportadas como desaparecidas.

Yo ya puedo decirle a la gente de Tláhuac y a la gente de Iztapalapa y de Chalco, los que utilizan ese sistema de transporte, que a más tardar en un año está funcionado de nuevo la Línea, con toda la seguridad, y es mi palabra”, apuntó en aquel momento.

Al ser cuestionado sobre si la rehabilitación podría tardar más de un año, López Obrador aseguró que incluso podría tomarles menos de 12 años.

Para ello, presumió la capacidad que tiene su gobierno en construir megaobras, como el Aeropuerto Internacional “Felipe Ángeles” (AIFA), en tiempo record.

-Publicidad-

Ah, sí, claro. ¿Qué decían? Que no íbamos a poder con el aeropuerto y en ocho meses lo vamos a inaugurar, el 21 de marzo” expresó.

Empresas evaden justicia con acuerdo reparatorio

 

Este viernes se cumple un año de esta promesa del mandatario tabasqueño y el tramo derrumbado no ha sido reparado, ni siquiera se ha dado justicia a los familiares de las víctimas de este siniestro.

En ese sentido, aquellas empresas involucradas en la construcción del tramo que se derrumbó, entre ellos  Carso Infraestructura y Construcción (CICSA), no han sido castigadas, ni multadas.

Al contrario, sólo se comprometieron a pagar un acuerdo reparatorio y con ello se evitó que rindieran cuentas o fueran juzgados.

Sheinbaum llama “tendencioso” informe de DNV

 

A su vez, el actuar del gobierno de la Ciudad de México ha sido muy criticado.

Por ejemplo, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, contrató a la empresa Det Norske Veritas (DNV) para que realizara peritaje causa raíz del colapso al ser una empresa de reconocimiento internacional, imparcial e independiente.

Sin embargo, en mayo de este año anunció que se revocarían  los contratos a la empresa noruega al calificar como “falso”, “deficiente” y “tendencioso” su tercer informe sobre el derrumbe de la L12.

Convirtió (DNV) un informe técnico en algo político, ¿cómo vamos a permitir nosotros eso? Es el PRIAN quien toma este tema. Ahora resulta que la empresa, por más nombre que tenga, permitió que se hiciera un uso de esto. Por qué escogen a este abogado y por qué no cumplen con sus propios métodos y por qué cambian completamente la visión del segundo al tercer reporte”, sostuvo.

Cabe señalar que el tercer informe de la empresa DNV reveló que  no sólo hubo errores y deficiencias en el proceso de construcción, sino que además, el accidente pudo originarse por falta de mantenimiento y de inspección.

Por último, no hay que olvidar que López Obrador ha protegido a Sheinbaum Pardo, esto al anunciar que él sería el encargado de dar toda la información sobre este siniestro; todo ello con la intención de no manchar la imagen de su “corcholata” favorita rumbo a la elección presidencial de 2024.

Con información de El Universal, Expansión Política y El Financiero

MSA