LA FELICIDAD EN TIEMPOS DE PANDEMIA

-Publicidad-

Lograr la felicidad es uno de los anhelos de todas las civilizaciones a lo largo de la historia de la humanidad. En todo momento este anhelo se hace patente y suele expresarse con cierta facilidad: feliz cumpleaños, feliz aniversario, feliz matrimonio, felices vacaciones, felices fiestas, felicidad por la casa nueva y hasta por el divorcio.

Para Silvia Ons (2010), tales deseos parecieran un antídoto contra las desgracias de la vida, sus sinsabores, el dolor de existir, la pandemia, en fin, todo aquello que más bien la contraria. Tal vez por ello tales augurios resultan ser deseos de que las personas puedan alcanzar la felicidad ante la incertidumbre del mañana.

-Publicidad-

Desde 2013, las Naciones Unidas celebran el 20 de Marzo el “Día Internacional de la Felicidad” como reconocimiento del importante papel que desempeña la felicidad en la vida de los seres humanos. La ONU declaró “17 Objetivos de Desarrollo Sostenible que pretenden poner fin a la pobreza, reducir la desigualdad y proteger nuestro planeta”; aspectos primordiales que consideran contribuyen a garantizar el bienestar y la felicidad.

Pero paradójicamente, en el mes de Marzo en nuestro país, se declaró la emergencia sanitaria por el COVID 19, lo que vino a modificar nuestra forma de vida y al vez, el concepto de felicidad que cada quien tenía.

Esto lleva a las preguntas obligadas: ¿qué es la felicidad?, ¿cómo se logra?, ¿se puede acceder a la felicidad estando en pandemia?

Freud desarrolló el concepto de felicidad en relación con el principio del placer y la evitación del dolor —displacer—. El principio del placer lo define como la disminución de las tensiones y el displacer como el aumento de las tensiones que le pueden producir al sujeto algún tipo de dolor o de conflicto.

Para Lacan (psicoanalista francés), el concepto de felicidad es un concepto indeterminado que, aun cuando todo hombre desea alcanzar —la felicidad—, nunca puede decir en acorde consigo mismo lo que propiamente quiere y desea para sentirse feliz.

La dificultad se ubica en que el ser humano pueda identificar qué lo hace feliz; ser poseedor de bienes materiales, acceder al conocimiento, la salud física, la salud mental, el trabajo, la diversión, la relación de pareja, la relación familiar.

Sin embargo, todo lo anterior se ha visto trastocado debido a la pandemia por COVID-19. Los mexicanos nos hemos enfrentado a la pérdidas de algún ser querido, del empleo, en muchos casos el ingreso se ha afectado, el trabajo, el estudio y las relaciones sociales han tenido que ser a distancia, la diversión ha cambiado sus formas.

La felicidad es algo bueno y deseable pero también es un concepto desarrollado de manera individual. Kant declaró que la felicidad no es un ideal de la razón sino de la imaginación y en ese sentido, en estos tiempos de pandemia demandan desarrollar la imaginación para encontrar nuevas formas de felicidad basadas en las nuevas formas de vida.

La búsqueda de la felicidad es el motor que el hombre tiene para fijarse metas y buscar su realización. La felicidad en estos tiempos de pandemia se podría ubicar en primer lugar, en establecer formas de vida tendientes a preservar la salud e incluso la vida.