JOKER: LA LOCURA DE UNA SOCIEDAD

-Publicidad-

“¿Soy yo o se pone cada vez más loco allá afuera?” se pregunta Arthur Fleck, patético comediante frustrado, payasito callejero (aunque asalariado), que vive con su madre enferma, acude a terapia a una clínica pública y que padece de una rara condición donde, ante escenarios de mucho stress, el hombre empieza a reír sin control (El Salón Rojo.en Eje Central).

La película “El Guasón”, interpretado por Joaquin Phoenix; y dirigida por Todd Philips, desde su estreno ha generado una gran controversia en diferentes círculos. Se escuchan comentarios en la comunidad de adolescentes, en las oficinas hasta llegar a padres y maestros que no saben cómo reaccionar con sus hijos y alumnos.

-Publicidad-

La cinta muestra la manera en que Fleck va desdoblando la enfermedad mental que por años había podido sobrellevar y que ahora se empieza a manifestar, la locura se hace presente.

Fleck vivía sumido en su propio mundo en el que trataba de sobrevivir: una madre que era su compañía y a quien le prodigaba cuidados, un trabajo que le daba un salario pero sobre todo el anhelo de llegar a ser un comediante y hacer reír al mundo entero.

Pero ¿ qué es lo que desquicia a Arthur Fleck? La verdad, la verdad sobre su origen —-fue adoptado y de sus padres biológicos nada se sabe—-, la verdad sobre una madre perversa que lo había sometido a castigos torturantes  cuya huellas conservaba en su cuerpo.

Y la verdad sobre una sociedad que en el pasado no lo pudo proteger de una madre desquiciada que no sólo lo torturaba sino lo obligaba a reír cuando le infringía dolor mediante la tortura. Es por esta razón que Fleck ante los momentos de estrés o de dolor se reía y no lograba hacerlo en los momentos placenteros.

Una sociedad que lo señalaba por ser “raro” y tener “malos pensamientos” pero que no señalaba como locos a a aquellos que lo agredían o se manifestaban haciendo destrozos y con consignas de “maten a los ricos”.

Si nos basamos en la premisa de que la sociedad es de alguna manera responsable de las perturbaciones de sus miembros, ¿puede ella misma considerarse sana? (Ginberg E. 1990).

Establecer la etiología de la enfermedad mental resulta complicado hay autores que la depositan en el individuo aislado —su estructura psíquica—-, o en algún aspecto orgánico. Establecerla de esta manera resulta conveniente para una sociedad patógena que así queda a salvo de cualquier responsabilidad.

“Durante toda la vida ni siquiera sabía si existía. Pero existo; ahora la gente se empieza a dar cuenta”. Frases que expresó Fleck al convertirse en héroe de una ciudad sumergida en los desechos y a partir de haber ejercido la agresión en contra de aquellos que lo agredían. 

Arthur Fleck fue engañado y traicionado por su madre, por un político al que creía su padre, por su ídolo, un cómico de un talk show que se burlara de él y por una sociedad que no solo no se ocupó de él cuando era niño sino además, le quita toda ayuda cuando el gobierno decide cerrar la clínica a la acudía.

Adaptarse a una sociedad es equivalente de salud mental pero, ¿la ideología de una sociedad es la ideología de la clase dominante?, ¿ Quién o qué garantiza que la definición de salud mental estará basada en un perspectiva científica y no sólo incluyendo expresiones de su propia ideología, tendientes a la defensa de los intereses de la clase dominante?

Adaptarse a una sociedad enferma en donde lo que opera es la agresión y la destrucción es enfermarse y quedar sumergidos en la obscuridad de una ciudad sin esperanza.