Hasta Brasil enfrenta mejor la pandemia que México

Las diferencias entre AMLO y Jair Bolsonaro en respuesta a la pandemia crean mejores perspectivas económicas sobre Brasil

Especial
-Publicidad-

Mientras Brasil, el país epicentro del coronavirus en América Latina, sorprende con su respuesta fiscal ante la pandemia, México sigue caminando por las sombras, y una contracción de más 17% en el segundo trimestre lo demuestra.

De acuerdo a datos del Fondo Monetario Internacional, el banco fijó el esfuerzo fiscal de Brasil en un 6.5% del PIB, mientras que el gasto de México equivale a solo el 0.7% del PIB.

-Publicidad-

El impacto económico a corto plazo de esta divergencia fiscal se reflejó en los datos. Mientras que la economía de Brasil se contrajo en un récord de 9.7% en el segundo trimestre, la de México se hundió en un asombroso 17.1%.

En México, el panorama económico ciertamente parece sombrío. El Banco de México (Banxico) advirtió la semana pasada que la nación de 130 millones de habitantes podría ver su producción contraerse en casi un 13% este año, la caída más profunda desde la Gran Depresión.

Te puede interesar | OMS alerta que México subestima magnitud de la pandemia

Por el contrario, los economistas han estado revisando al alza sus pronósticos más bajistas para Brasil, en medio de señales de que la economía se está recuperando en el tercer trimestre, luego de los pedidos de Bolsonaro de que se eliminen los confinamientos.

Si bien el gobierno de Bolsonaro se ha visto afectado por los escándalos de corrupción y los conflictos con el Congreso, su alto gasto ha traído fortunas políticas alentadoras.

Aunque Brasil es el segundo foco de COVID-19 más grande del mundo, con más de 120 mil muertes, los índices de aprobación de Bolsonaro se han recuperado.

Mientras tanto en México, algunos economistas dicen que López Obrador calculó mal los efectos a largo plazo de una recesión tan dolorosa.

Mariana Campos, experta en gasto público del grupo México Evalua, dijo que el presidente ha pasado por alto que la gran mayoría de los empleadores mexicanos eran empresas pequeñas o medianas que no pueden sobrevivir a una crisis importante sin más apoyo del gobierno.

Con información de Forbes

AIS