¡Fuchi, guácala! Y los otros dichos más estúpidos de AMLO para hacerle frente a la delincuencia 

Durazo Montaño indicó que el gobierno de AMLO actuará con inteligencia por encima de la fuerza, ya que “no se trata de ir a dar garrotazos al avispero y disparar la criminalidad por las calles”

-Publicidad-

El presidente Andrés Manuel López Obrador visitó el pasado sábado Tamaulipas en donde sostuvo un diálogo con los habitantes del hospital rural Tula.

Allí habló en torno a la inseguridad que ha azotado a dicha entidad, por lo que hizo un llamado a los delincuentes que “piensen en sus mamacitas” y así reducir los índices de criminalidad.

-Publicidad-

Tenemos un desafío de este grupo de delincuentes que amenazaron a los distribuidores de gasolina para que no vendan gasolina al Ejército. Están mal, así no es la cosa, les llamo a que recapaciten, que piensen en ellos y en sus familias, en sus madres, en sus mamacitas. Saben cuánto sufren las mamás por el amor sublime a los hijos y ellos tienen que pensar en eso”, aseguró AMLO.

Este mismo fin de semana, también visitó el Hospital Rural de San Carlos, el cual ha sido una de las zonas del país más golpeadas por inseguridad y la delincuencia, en donde el mandatario tabasqueño volvió a hacer el llamado a los delincuentes para que “se porten bien”.

Te puede interesar | “Fuchi, guácala, piensen en sus mamacitas”: AMLO pide a delincuentes que “le bajen”

Que se vaya al carajo la delincuencia. ¡Fuchi!, ¡guácala! Es como la corrupción: ¡fuchi! ¡guácala!”, indicó.

Sin embargo, esta no ha sido la una vez en la que López Obrador se refiere así de los altos índices de inseguridad, el pasado 31 de agosto señaló que le dejaron “un cochinero”, por lo aseguró que “pondría orden” para atender este tema.

Nos dejaron el país como un tiradero, como un cochinero. Pero vamos a poner orden, la política es como poner orden en el caos y vamos a hacer política de la buena, no politiquería”, indicó Andrés Manuel.

Uno pensaría que para contrarrestar este problema, es necesario el uso de la fuerza pública y federal para detener a los delincuentes; sin embargo el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, que eso no sería necesario ya que de hacerlo podría haber más muertos.

Te puede interesar | ¿No que muy austero? López Obrador propone incrementar su sueldo en 2020

No se necesita ser Nostradamus para imaginar que, si seguimos con la estrategia de represión, al final estaríamos entregándole al país 100 mil muertos más”, indicó.

Apoyando esta idea, Durazo Montaño indicó que el gobierno de AMLO actuará con inteligencia por encima de la fuerza, ya que “no se trata de ir a dar garrotazos al avispero y disparar la criminalidad por las calles”.

Eso, junto con la amnistía de AMLO para perdonar a los delincuentes ha provocado que los niveles de inseguridad, homicidios y delincuencia siga subiendo sin que haya alguien que los detenga.

Este tipo de declaraciones sólo demuestra que el gobierno López Obrador ha sido incapaz de detener a la delincuencia organizada que lo ha sobrepasado. Por ello, este tipo de palabras sólo son una excusa para que no fije una postura firme y se esconda cobardemente de los delincuentes.