EL UNIFORME NEUTRO Y LA EQUIDAD DE GÉNERO

-Publicidad-

La semana pasada, la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, anunció el plan “Uniforme neutro” que tenía como objeto principal generar una condición de igualdad y equidad, así como dejar atrás las épocas en donde las niñas tenían que usar falda y los niños pantalón.

El Secretario de Educación Pública Esteban Moctezuma Barragán, tuvo que aclarar que la medida estaba dirigida a las niñas y no a los niños declarando que en México había un problema muy fuerte de feminicidios y que el uso obligatorio de faldas, las pone en peligro además de ser incómodo y en invierno padecer del frío.

-Publicidad-

Tanto el plan del uniforme neutro como las declaraciones posteriores de la jefa de gobierno y del secretario de Educación Pública generaron una gran polémica y no menos burlas en redes sociales pero la gran pregunta es: ¿el uniforme neutro es una medida que contribuye a la equidad de genero?

Se entiende por equidad de genero al conjunto de ideas, creencias y valores sociales en relación a la diferencia sexual, el género, la igualdad y la justicia en lo relativo a los comportamientos, las funciones, las oportunidades, la valoración y las relaciones entre hombres y mujeres.

El concepto psicológico de lo femenino, se define como la culminación de la identificación que la niña tiene con la madre —la enseñanza de como ser mujer— y que le va a permitir tener una imagen de sí misma fortalecida, para posteriormente desarrollar el deseo de tener una pareja del sexo opuesto — un varón—, y a la vez desear tener un hijo con esa pareja (Joyce McDougall ,1998).

Por su parte, el concepto de lo masculino el ser humano lo adquiere a partir de la identificación que el niño tiene con el padre quien no sólo le muestra mediante sus conductas, cómo se comporta un hombre sino además los valores y principios que lo fortalecerán como ser humano.

Con el ingreso a la escuela, el niño no sólo aprenderá conceptos sino que desde el preescolar los programas educativos tienen la obligación de también contemplar la transmisión de valores sociales, funciones, roles y formas respetuosas de relación entre hombres y mujeres.

Los roles que juegan tanto los hombres como las mujeres en nuestra cultura han ido cambiando. En el preescolar se enseñaba que las mujeres cuidaban la casa, a los hijos y al marido además de ser la encargada de tareas frágiles y delicadas, mientras que los hombres eran los que salían a trabajar y los que se encargaban de proporcionar lo económicamente necesario a la familia.

Estos roles han cambiado y se requiere de establecer programas educativos encaminados a que desde las escuelas los niños puedan ir desarrollando actitudes, comportamientos y valores dirigidos a lograr la equidad de genero y la prevención de los feminicidios.

Programas que exalten valores en donde no les resulte peligroso a las niñas y a las mujeres en general, el uso de la  falda así como formas respetuosas de convivencia entre hombres y mujeres.

Pretender lograr la equidad de genero requiere de medidas serias, el uniforme neutro sólo sirve para que algunos alumnos varones se diviertan como los de la Secundaria 27 Alfredo Uruchurtu en la  Alcaldía de la Magdalena Contreras que se hicieron fotografiar con el uniforme portando falda.