El gran dilema de saludar de beso o de mano

Los besos amistosos en la época del coronavirus se han transformado en un nuevo dilema y quizás se tengan que cambiar las costumbres

Especial
-Publicidad-

Recapitulando la acción de el presidente francés, Emmanuel Macron, cuando se acercó a saludar de beso en la mejilla al primer ministro italiano Giuseppe Conte, no una sino en dos ocasiones durante una cumbre en Nápoles esta semana, fue mucho más que un saludo.

Fue una señal para que se evite que los ciudadanos no teman a sus vecinos mientras se propaga el coronavirus proveniente de China y el cual llegó a Europa vía Italia.

-Publicidad-

Los besos amistosos en la época del coronavirus se han transformado en un nuevo dilema y quizás se tengan que cambiar las costumbres.

Te puede interesar | Chiapas reporta su primer caso de coronavirus

El comisionado especial de Italia para el coronavirus, Angelo Borrelli, sugirió que la efusividad de los italianos podría estar contribuyendo a la propagación del virus, con más de mil 500 personas que dieron positivo y 34 muertes, casi todas en el norte del país.

Con información del diario Excelsior