Coronavirus es por culpa del aborto y diversidad sexual: Obispo de Cuernavaca

En un país laico este tipo de declaraciones se respetan, pero no deben ser tomadas en serio

Obispo
Especial
-Publicidad-

Para el Obispo de la Diócesis de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, la crisis sanitaria por el coronavirus, es un alto que Dios le puso a la humanidad por querer jugar a ser como él, permitiendo el aborto, la eutanasia y al diversidad sexual.

Fue durante la celebración de la homilía, en la Ciudad de México, donde Castro Castro aseveró, que:  “hijos, Dios no está hablando, está gritando, vamos a escuchar, sepamos escuchar, estemos atentos, la vida es tan corta, de ahí entonces que hayamos decidido medidas drásticas por el bien de todos”.

El prelado también señaló que en los últimos tiempos la corrupción, los robos y la violencia se han hecho costumbre entre la sociedad, por ello se le está poniendo un alto a la civilización.

“Dios nos está hablando, nos está gritando, pues aunque alguien le pida a la humanidad, que se detenga a reflexionar, nadie haría caso.

“Con esto (con el COVID-19) queramos o no queramos, nos detenemos. En muchos países ya están obligados a detenerse; en Europa, en Estados Unidos, en China, por ley todo está cerrado, menos las farmacias y los mercados y ahí todo se debe detener, sea quién sea”, agregó.

En dicha misa oficiada el domingo, 22 de marzo —ante un importante número de feligreses—, Ramón Castro Castro remarcó que a la humanidad se la he hecho muy sencillo decidir quién vive y quién muere.

“Como un pequeñísimo, microscópico virus, viene a decirle hoy a la humanidad: ey, eres frágil, eres vulnerable, ni tu éxito, ni tu dinero, ni tu poder te van ayudar, date cuenta quién eres, no juegues hacer Dios, la humanidad ha querido jugar a ser Dios”, aseveró.

Antes de concluir la cita religiosa, el Obispo señaló que tal homilía fue la última que se llevó a cabo con público, pues las siguientes serán transmitidas, vía streaming, en redes sociales.

Con información de El Financiero