¿Cómo van las megaobras de López a tres años de su gobierno?

¿Cómo van las megaobras de López a tres años de su gobierno?
Foto: La Jornada de San Luis / Luis Castillo

Este miércoles se cumplen tres años del gobierno de Andrés Manuel López Obrador y durante este tiempo hemos visto como sus desiciones erróneas han causado daños terribles e irreparables para los mexicanos.

Y es que sus locuras y ocurrencias no sólo han provocado múltiples pérdidas económicas, sino que además espantan a los inversionistas debido a la falta de planeación, la improvisación y una mala ejecución.

Como ejemplo, tenemos el caso de las megaobras faraónicas del mandatario tabasqueño; las cuales poco a poco han tomado forma en estos tres años de la Cuarta Transformación y que han estado marcadas por distintas irregularidades.

Entre las que destacan que no cuentan con los permisos de construcción, ni tampoco tienen los estudios para determinar cómo impactarán con el medio ambiente.

Te puede interesar | El “tortillazo”, incontenible; de esto no hablará AMLO en el Zócalo

1.- Aeropuerto Internacional “Felipe Ángeles” (AIFA)

-Publicidad-

 

De acuerdo con datos oficiales, esta terminal aérea que se construye en la Base Militar de Santa Lucía lleva un 82,40 por ciento de avance físico.

Los datos con corte hasta el 22 de noviembre presentados por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), dependencia encargada de la obra, hasta el momento han generado más de 135 mil empleos directos para la construcción del aeropuerto.

El compromiso de la Sedena y el Gobierno federal es que la obra estará lista para el 21 de marzo de 2022, es decir, le restan alrededor de 110 días para terminar su construcción.

Los trabajos más recientes anunciados por la Sedena son trabajos de tendido de concreto de alta resistencia como parte de la estructura y como superficie de rodamiento, la aplicación de pintura en pistas y calles de rodaje, así como la colocación de bases y luminarias para los sistemas de luces.

Además, se realiza la construcción de dos torres para los radares de superficies y se inició con la colocación de consolas en la cabina de controladores. 

2.- Refinería de Dos Bocas

 

Hasta el corte del pasado 4 de octubre de 2021, esta refinería que se construye en el municipio de Paraíso, Tabasco, llevaba un 64 por ciento de avance físico.

La Secretaría de Energía (Sener), encargada de este proyecto, detalló que se avanzó en la instalación de equipos mecánicos en la planta de isomerización, además de que la construcción de 39 subestaciones suma ya el 58 por ciento de avance.

3.- Tren Maya

 

De acuerdo con información del Portal de Transparencia este proyecto que se construye en la Península de Yucatán lleva apenas un avance real de 23,75 por ciento.

De acuerdo con el último reporte de la construcción presentado este 29 de noviembre, y correspondiente a las semana 55 de 157 proyectadas para la obra, durante este año se han instalado ya 336.923 durmientes a lo largo de la obra, la cual contará con tres rutas.

Aunque la culminación de esta obra se ve lejana, López Obrador aseveró el pasado 17 de noviembre que “no hay plan B” y que el Tren Maya debía estar lista y operando a finales del 2023.

4.- Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec

 

Este proyecto que conectará los puertos de Coatzacoalcos, en Veracruz, y de Salina Cruz, en Oaxaca lleva un avance del 63 por ciento, de acuerdo con cifras reveladas por el gobierno de Oaxaca.

Apenas el pasado 27 de noviembre, Andrés Manuel informó que la Secretaría de la Marina (Semar) estaría a cargo de la empresa que se encargara de administrar y operar esta megaobra, el cual incluye servicios de administración portuaria y parques industriales.

Te puede interesar | “Tres años perdidos”, así tunden senadores del PAN a la 4T

Por último, no hay que olvidar que dentro del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el próximo año, se aplicaron múltiples recortes a distintos sectores y rubros para destinar todo el dinero posible para financiar y terminar estas megaobras. 

Por último, el pasado 23 de noviembre, López Obrador firmó un decreto por el cual se declaran a sus megaobras faraónicas como asunto de interés público y de seguridad nacional para, según él, agilizar los trámites y concluir más rápido la construcción.

Sin embargo, la oposición criticó esta decisión, ya que ello fomentaba la opacidad y la corrupción, al argumentar que sería ocultada toda la información relacionada en cómo serán administrados todos los recursos destinados para estos proyectos.

Con información de mundo.sputniknews.com

MSA