CFE reconoció que deuda de Tabasco, que originó AMLO, es impagable

No hay que olvidar que quien está detrás de todo este lío es ahora quien gobierna nuestro país y quien nos está llevando a la ruina

CFE reconoció que deuda de Tabasco, que originó AMLO, es impagable
Foto: Reporte Índigo

Un informe interno de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) reveló que desde el 2017, la deuda histórica de Tabasco se había reconocido como “incobrable” y que el acuerdo “Borrón y cuenta nueva” se incumplió.

En el Informe sobre del Programa “Adiós a tu deuda”, que fue firmado por Ricardo Hernández Silgero del Departamento de Asuntos Jurídicos de CFE Suministrador de Servicios Básicos, se detallan los intentos de los gobernadores de Tabasco Andrés Granier Melo y Arturo Núñez Jiménez por resolver, sin lograrlo, la deuda originada por la llamada “Resistencia Civil”.

“Borrón y cuenta nueva”, un fracaso de la 4T

 

Durante su campaña electoral en 2018, Andrés Manuel López Obrador le prometió a sus paisanos buscar un mecanismo para que se eliminara este adeudo histórico.

En el documento se explica que el mandatario tabasqueño le pidió la Compañía Eléctrica del Estado implementar un programa llamado “Borrón y cuenta nueva” con el que el gobierno estatal se comprometió al pago de dos mil 40 millones de pesos a la CFE, como finiquito de la deuda histórica.

-Publicidad-

Este mecanismo se concretó con el programa “Adiós a tu Deuda”, una vez que el gobierno de Tabasco se acercó a la paraestatal para buscar implementar este compromiso presidencial.

Si bien, la CFE se comprometió a borrar la deuda de los tabasqueños como parte de los convenios del programa “Adiós a tu Deuda”, mientras que el gobierno del estado se comprometía a transferir dos mil millones de pesos a la empresa productiva del estado.

El documento elaborado por el área jurídica de la CFE  detalla que desde el 2017 se había considerado la disminución de 25 mil 900 millones de pesos a las cuentas por cobrar en los estados financieros de la empresa pública, entre ellos nueve mil 900 millones de pesos pendientes de pago por parte de los usuarios del servicio doméstico.

Sin embargo, hasta agosto del 2021, cuando Adán Augusto López Hernández dejó la gubernatura de Tabasco para ocupar la titularidad de la Secretaría de Gobernación (Segob), la CFE solo había recibido el pago de 155 millones de pesos, por lo que nunca llegó el resto de los dos mil millones de pesos comprometidos.

Ante tal incumplimiento, la CFE reforzó los cortes de energía eléctrica que obligaron al gobernador interino, Carlos Manuel Merino Campos, a sentarse con la empresa pública y a firmar un nuevo convenio en diciembre del año 2021, en el que se comprometió al pago de 300 millones de pesos para que la empresa productiva respetara la Tarifa 1F fuera de verano.

Sin embargo, al igual que hizo López Hernández, ahora Merino Campos incumplió y sólo transfirió 60 millones de pesos a la empresa productiva del país. 

López Obrador su movimiento “pacífico” que originó este adeudo

 

No hay que olvidar que quien está detrás de todo este lío entre las pasadas administraciones de Tabasco y la CFE esta hoy quien gobierna nuestro país y quien nos está llevado a la ruina gracias a sus decisiones equivocadas que están basadas en su alto nivel de ignorancia y estulticia.

Cabe recordar que en 1994 Andrés Manuel López Obrador perdió ante Roberto Madrazo las elecciones por la gubernatura de Tabasco.

Fiel a su estilo, AMLO no reconoció los resultado y acusó que le cometieron un fraude electoral.

En respuesta, organizó una protesta llamada “Resistencia Civil Pacífica”, en el cual convocó a los pobladores a dejar de pagar los recibos de luz.

Desde 1995, cuando inició formalmente el movimiento, se ha generado una deuda ante la CFE de 11 mil millones de pesos, el cual sigue vidente para los tabasqueño.

Pese a que AMLO llegó a la Presidencia, la CFE señaló que aún hay “áreas de conflicto”, es decir, zonas que aún están declaradas en “resistencia civil”.

Además de lo que dejaron de pagar los ciudadanos, los ayuntamientos también deben más de 300 millones y otro tanto las dependencias del gobierno estatal.

Como pueden ver, López Obrador, además de ser un tirano, corrupto, déspota y autoritario, es un provocador que lo único que sabe hacer es generar desestabilización para comprometer el bienestar de los mexicanos con tal de conseguir sus metas.

Si llegó a la Presidencia dejándole una enorme deuda a sus paisanos, que no nos sorprenda que se perpetúe en poder arriesgando el futuro de millones de mexicanos.

¿Y aún sigue creyendo que el dictador de Palacio Nacional realmente está “transformado” a México?

Con información de El Financiero y El Heraldo de Tabasco

MSA