¡CENSURA DE CUARTA…!

-Publicidad-

La libertad de expresión y el derecho a la información, como saben, son derechos naturales, fundamentales del ciudadano, consagrados en la Constitución.

La libre expresión, en tanto instrumento natural para expresar las ideas y los pensamientos, es inviolable y su regulación es parte fundamental de la democracia.

-Publicidad-

Y el mejor termómetro para conocer la salud de toda democracia es, precisamente, la calidad y el respeto a la libertad de expresión.

Y vale el tema porque empiezan a aparecer signos preocupantes de que en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador los medios y los periodistas viviremos bajo un acoso permanente y, sobre todo, en medio de un atasque sistémico a la libertad de expresión.

Los primeros síntomas aparecieron en empresas mediáticas –como Milenio, Proceso y Excélsior–, de donde fueron echados periodistas, columnistas y articulistas críticos del nuevo régimen, en tanto que en otros medios se les pidió a los colaboradores de los espacios de opinión “bajarle” a la crítica al nuevo gobierno y, en espacial, al nuevo presidente.

Se entiende que las empresas mediáticas hagan ajustes y provoquen “vueltas de tuerca”, ante una nueva realidad de la llamada “publicidad oficial”. Al final, no pocos medios vive del patrocinio público y deben cuidar sus ingresos y su propio patrimonio.

Sin embargo, existen otras casos en donde la censura es feroz, despiadada y propia de una pandilla dictatorial.

Es el caso al ataque lanzado desde el pasado 10 de septiembre contra la página www.laotraopinión.com.mx la cual ha sido victima del mayor embate de intolerancia y censura conocido en página alguna en México.

Se trata de un espacio periodístico especializado en el género de opinión, que pone el acento en la crítica de todas las formas del poder y que en los nuevos tiempos cuestiona con severidad a Morena, su candidato, presidente electo y su futuro gobierno.

Pues resulta que esa pequeña página de opinión parece preocupar a la claque del gobierno de López, ya que en distintos momentos y desde diferentes orígenes ha sido víctima de ataques para sacar de la red sus contenidos.

Pero el ataque más reciente –del tipo DDOS según los especialistas–, lleva casi dos semanas continuas y se mantiene permanente por entre cuatro y cinco horas, para luego bajar y reanudar de nuevo, otras cuatro o cinco horas, y así de manera intermitente.

¿Quién está detrás del ataque a la página www.laotraopinion.com.mx ?

No lo sabemos. Y posiblemente nunca lo sabremos. Pero tampoco se requiere de mucha ciencia para entender que si se trata de una de las páginas más críticas de Morena y de su gobierno, el ataque proviene de la claque de Morena y del nuevo gobierno.

       Lo patético es que a pocos –si no es que a nadie–, parece importar la censura que amenaza con el nuevo gobierno. Queda claro que se trata de un mensaje de advertencia; ay de aquel medio que se atreva a convertirse en crítico severo del gobierno de la Cuarta Transformación, porque será un medio en la mira.

¡Censura de cuarta…!

Al tiempo.