Ackerman, ideólogo de Morena, se aferra a su cargo en CNDH

Como dirían los AMLOvers: "¿por qué ahora no dicen nada por un posible conflicto de interés?"

Especial
-Publicidad-

Durante el corto periodo de la 4T en el poder nos ha dejado claro que, más allá de querer posicionar a personas capaces y honestas en las altas esferas políticas, en realidad se enfocan en colocar a sus amigos y colaboradores para asegurar el control total.

Así lo demuestra la asignación de John Ackerman, investigador y académico de la UNAM, como supervisor de los perfiles de los candidatos a consejeros en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), con todo y que es esposo de la secretaria de la Función Pública y que ha mostrado su preferencia por Morena.

-Publicidad-

Quien además, desde su cuenta de Twitter, continúa “acreditándose” a sí mismo como un buen integrantes del Comité Técnico del Instituto Nacional Electoral (INE), haciendo referencia a que –en los otros sexenios- hubo integrantes del PRI o del PAN.

Situación que, de estar en otra administración, hubiera causado el descontento de los morenistas y ahora, como por arte de magia, pertenecer a una fuerza política y participar con el organismo autónomo encargado de mediar las elecciones es un acto democrático.

Te puede interesar | Ackerman no reúne requisitos de imparcialidad para ser integrante del Comité Técnico

¿Hasta cuándo los simpatizantes lopistas dejarán de utilizar la frase “pero antes no decían nada” para justificar lo que ellos hacen ahora?