10 promesas demagógicas de los presidenciables

-Publicidad-

La demagogia es una herramienta proselitista con la que se hacen promesas difíciles de cumplir para incrementar la intención del voto.

En la contienda electoral de este 2018, todos los aspirantes presidenciales han usado este recurso —en mayor o menor cantidad— en sus campañas.

-Publicidad-

A continuación, se enumeran y detallan las diez promesas más disparatadas hechas por los candidatos a presidente de México: Margarita Zavala, Jaime Rodríguez, “El Bronco”; Ricardo Anaya, Andrés Manuel López Obrador y José Antonio Meade.

1. Ingreso Básico Universal


Se trata de una mensualidad de dinero entregada a todos los ciudadanos por igual, por el simple hecho de ser mexicanos.

Presumida por Anaya como “la principal propuesta” de Por México al Frente, es una propuesta puramente demagógica, populista y absurda. Sería imposible que pueda cumplirse, no, al menos, sin tener que aumentar los impuestos o endeudar más al país.

Además, ¿por qué no ofrecer dicho apoyo sólo a quienes más lo necesitan? Sería una gran acto de inequidad que magnates como Carlos Slim, quien, por ser mexicano, también recibiría su mensualidad, por ejemplo.

2. Aumentar a 100 pesos el salario mínimo


De un día para otro, Anaya aumentaría el salario mínimo de 88.36 a cien pesos, si llegara a la Presidencia.

Esta aseveración, demás de carecer de fundamentos financieros, significaría un riesgo para el delicado equilibrio económico del mercado, ya que al subir tan drásticamente los salarios, para los patrones significaría tener que aumentar el precio de los productos (inflación).

3. Mandar al carajo exámenes de admisión


En un mandato auitoritario y violador de un importante valor de escuelas y universidades como lo es la autonomía, Andrés Manuel López Obrador dice que va a eliminar el examen de admisión para que todos los jóvenes tengan acceso a la educación.

Un punto fundamental en el que tabasqueño no ha reparado, es el de la asignación de carreras de acuerdo a aptudes y preferencias de los alumnos. De eliminar los exámenes de selección, ¿cómo asignaría a cada individuo a cada carrera?

4. Homologar salarios de EU, Canadá y México

Esta propuesta presentada por el candidato de Morena, López Obrador, es prácticamente imposible de cumplir, pues para igualar los salarios de México con los de Estados Unidos y Canadá tendría que homologarse también la equivalencia adquisitiva, lo cual sería muy complicado debido a lo devaluada que está la moneda mexicana.
Pero prometer no empobrece, y eso lo sabe bien el de Macuspana.

5. Invitar al papa para que resuelva el problema de la violencia


Por principio de cuentas, no existe relación alguna entre el pontífice y los problemas de violencia y seguridad en México.

Se desconose el detalle de cómo planea AMLO usar al papa para que termine con este mal que ha aquejado a México —sobre todo, en los últimos dos sexenios—, cuando ésta es una tarea que le compete a las instituciones de seguridad e inteligencia que nada tienen que ver con dioses, ni religiones.

6. Aumentar el crecimiento económico 5%


La candidata independiente, Margarita Zavala, prometió que, de ganar la Presidencia el próximo 1 de julio, el crecimiento económico de México bajo su gestión sería del cinco por ciento.

Dicha promesa es ilusoria, pues el crecimiento económico en México en los últimos años, ronda en el dos por ciento.

Son muy diversos los factores que influyen en el tema de crecimiento económico del país, muchos de ellos fuera del control de un presidente, como cambios en los mercados internacionales y el precio de las divisas.

7. Trasladar a los poderes de la Federación a las entidades problemáticas

Resultado de imagen para el bronco inicio de campaña

El aspirante presidencial independiente, Jaimé Rodríguez, “El Bronco”, propuso en su primer evento de campaña, el pasado 14 de abril, trasladar de manera itinerante a los poderes de la Federación a las entidades más problemáticas para encarar dificultades como la violencia.

Esta propuesta carece de sentido, ya que para eso cada estado de la República tiene representación local de los tres poderes: el gobernador, como el ejecutivo; los congresos locales, como legislativo, y los tribunales y cuerpos policiacos, como judicial.

8. El Registro Nacional de Necesidades de Cada Persona

Resultado de imagen para meade
Esta propuesta es autoría del candidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade.

El abanderado priista considera que cada mexicano tiene necesidades muy particulares, las cuales serían atendidas de manera individual mediante el registro de las mismas.

Lo curioso de esta promesa, es que el aspirante no especifica qué clase de necesidades cubriría su gobierno. ¿Y qué tal si algún ciudadano solicita algo que el Estado no pueda proporcionar? La promesa de campaña sería rota.

9. Erradicar la corrupción “mágicamente”


El más recurrente en este conteo es Andrés Manue López Obrador. Una reincidencia ganada a pulso, pues sus promesas “mágicas” son el ejemplo más fidedigno de la demagogia populista.

El tres veces candidato presidencial prometió que, de llegar a la Presidencia, en ese instante y como por arte de magia la corrupción en la burocracia se va a extinguir sólo porque él así pondría el ejemplo. ¡Increible!

10. Consulta para revocación del mandato presidencial


López Obrador busca asegurar la presidencia a como dé lugar, inclusive a través de múltiples pormesas que estarían fuera de su poder, en caso de llegar a la presidencia.

El tabasqueño propone un referendum presidencial cada dos años en el que el pueblo decidirá la permanencia del titular del ejecutivo.

Dicha sugerencia es una promesa que AMLO no podrá cumplir por sí sólo, ya que para poder llevar a cabo tan determinante decisión tendría que reformarse la Constitución, para lo cual primero tendría que presentarse una iniciativa de ley y luego ser votada por el Congreso de la Unión.